Guadalajara, Jalisco

Domingo, 1 de Mayo de 2016

Actualizado: Hoy 02:55 hrs

13°

Síguenos:

Sobrevivir al aguacero en Silent Hill

Síguenos en:
  • Las críticas a la distribuidora Konami se tradujeron en la peor de las protestas: ventas bajas

La experiencia que brinda la saga de terror favorita de muchos siempre es muy grata

GUADALAJARA, JALISCO (12/ABR/2014).- Sólo hay algo peor que estar en las calles de Silent Hill, y debe ser, por mucho, estar en las calles de Silent Hill mientras se desata una tormenta por la noche.

Pero hay alternativas que ayudan a relajar el ritmo cardiaco. Una de ellas: ver abierto el vidrio que da al sótano de una casa y pensar: ¿Por qué no entro y me resguardo del aguacero? Murphy Pendleton (el personaje central de la octava entrega de la saga) trae una lámpara en las manos y el coraje suficiente para mantenerla encendida.

La necesitas, pues una vez adentro no ves nada. Un cuarto te lleva al otro, y en él hay camino hacia uno más. Sólo el halo de luz de la linterna te guía, pero tampoco es de gran ayuda.

¿Llanto? ¿Acaso acabas de escuchar a una mujer llorando? ¡Pero no hay nadie en el lugar! Y es tan cercano el origen de ese lamento.

Murphy sigue apuntando la luz a todos lados. Seguro eso ayudará a alegrar el día de aquella dama en desgracia...

¡Error! Recibe un golpe y no sabe de quién ni de dónde. Ahora son risas; sonoras carcajadas. ¡Y él continúa dirigiendo la luz a todos lados!

Ondeas tu arma tratando de atacar aquello que le hace daño a tu personaje; la linterna da a cualquier punto y aún no distingues qué es. El corazón golpea tu pecho con insistencia y el control resbala por el sudor en las manos. Finalmente se distingue la silueta del rival: es una sombra.

A dirigirse contra ella, aún con la molestia en el estómago y un nudo en la nuca por la fuerte impresión que sufriste.

Ataque. Pero no hay efecto...


Ves un maniquí en el sitio. Improvisas y lo golpeas. Finalmente suena en el cuarto una voz de dolor que no es la de Murphy, quien acaba con el enemigo sólo para darse cuenta que entró al sitio a llevarse el susto de su vida... Y tú sólo intentabas protegerlo de los demonios del exterior.

En la calle ha dejado de llover. El panorama pinta mejor. Sigues tu recorrido de escape (controlas a un expresidiario que sobrevivió a un accidente vehicular mientras era trasladado) y éste lo lleva a través de cuevas y edificios cuyo interior está plagado de seres de ultratumba. Y todos quieren verlo muerto.

Matas a unos cuantos; huyes de otros; atacas hasta que la energía está próxima a terminarse; te recuperas; hay calma relativa en el sitio; sigues tus pasos; ¡un monstruoso murciélago humanoide cae sobre tí! De nuevo a saltar del asiento, pausar el juego y respirar hondo, para reunir valor y acabar con él.

La experiencia que brinda la saga de terror favorita de muchos siempre es muy grata. En esta octava entrega los sentimientos de persecusión y paranoia que llegan al usuario tampoco quedan a deber.

¿Pero hay desventajas? Sí, por desgracia. Las peores: una notablemente escasa variedad de enemigos --tres o cuatro tipos y los jefes; no más--, y las muy constantes pausas imprevistas (una falla en el motor gráfico) que llegarán en los momentos de mayor tensión y sin duda te sacarán de quicio.

Este último punto es un error gravísimo; la inexperiencia de Vatra Games en la creación de videojuegos salió a flote, y lo peor es fallaron en grande con una saga de culto, lo que dejó un muy mal sabor de boca a los fieles de la colina silenciosa.

Las críticas a la distribuidora Konami, por dejar Silent Hill en manos de una casa desarrolladora con apenas un título previo, se tradujeron en la peor de las protestas: ventas bajas.

Una entrega para los fieles

Downpour es para los fans. Punto. Nadie más aguantaría que la pantalla se congele a medio susto, o que eso suceda cuando debes entrar y salir constantemente por un pasillo estrecho.

El gran contraste en esta escalada de fallos es la historia, que como en cada uno de los juegos de Silent Hill (no así en las películas), es extraordinaria. Los adeptos a la saga saben que esa siempre es la razón que justifica la compra.

Los giros de trama, jefes horribles y escenarios bien creados (recuerden este punto cuando lleguen al cine), así como un soundtrack que, aunque no corrió a cargo de Akira Yamaoka, es completamente digno de mencionar entre los pros: Korn se lleva las palmas con una buenísima canción que da título al juego.

El sistema de combate también queda a deber, pero esto sólo bajo una óptica excesivamente demandante, pues la esencia original de los survival horror es mantener el sentimiento de desprotección a flote. En Downpour sólo puedes cargar un arma, y deberás cambiarla constantemente debido al desgaste que sufre por el uso constante.

Silent Hill es una saga de terror que alcanzó la madurez temprano, por lo que duele que en la secuencia de juegos sea notable que hay más interés por las ventas que por asegurar un producto con la calidad a la que nos acostumbraron los cuatro primeros títulos (The Room sí me gustó), pero la esencia sigue allí en Downpour, que pese a los molestos errores merece una oportunidad, sobre todo porque su precio a estas fechas es de 350 pesos (http://gamershop.com.mx/xbox-360/juegos/silent-hill-downpour), lo que aminora el golpe a la cartera.

Si quieren que escriba de algún título o tema de videojuegos en específico, manden sus sugerencias al correo: isaac.deloza@informador.com.mx. Estaré pendiente de sus peticiones.

EL INFORMADOR / ISAACK DE LOZA

CRÉDITOS:

EL INFORMADOR / EDML
Abr-12 12:44 hrs

:: Multimedia

Fotogalerías
IzquierdaDerecha
Remueven enorme ballena de playa californiana

Remueven enorme ballena de playa californiana

Ensayan misión a Marte en España

Ensayan misión a Marte en España

Activistas de Greenpeace colocan máscaras en estatuas de Londres

Activistas de Greenpeace colocan máscaras en estatuas de Londres

Obtienen hospedaje rodeados de tiburones

Obtienen hospedaje rodeados de tiburones

SpaceX lanza cápsula y consigue posar cohete en el mar

SpaceX lanza cápsula y consigue posar cohete en el mar

Santander, modelo de ciudad inteligente

Santander, modelo de ciudad inteligente

Investigan en Monterrey procesos del cerebro en el arte

Investigan en Monterrey procesos del cerebro en el arte

 Tesla anuncia nuevo sedán eléctrico menos caro

Tesla anuncia nuevo sedán eléctrico menos caro

Apple presenta iPhone SE, más pequeño pero igual de poderoso

Apple presenta iPhone SE, más pequeño pero igual de poderoso

El mundo apaga sus luces por una hora

El mundo apaga sus luces por una hora

Europa y Rusia se lanzan a la conquista de Marte con ExoMars

Europa y Rusia se lanzan a la conquista de Marte con ExoMars

Eclipse total de Sol se observa en Indonesia

Eclipse total de Sol se observa en Indonesia

Astronautas regresan a casa tras casi un año en órbita

Astronautas regresan a casa tras casi un año en órbita

Imágenes del astronauta Scott Kelly para el recuerdo

Imágenes del astronauta Scott Kelly para el recuerdo

Samsung y LG impulsan realidad virtual en smartphones

Samsung y LG impulsan realidad virtual en smartphones

Ballenas muertas aparecen ahora en playas de Alemania

Ballenas muertas aparecen ahora en playas de Alemania

Perra estrena prótesis impresa en 3D

Perra estrena prótesis impresa en 3D

Identifican nuevo género de ranas que se creían extintas

Identifican nuevo género de ranas que se creían extintas

Monos 'de las nieves' se refugian en aguas termales

Monos 'de las nieves' se refugian en aguas termales

Magali, una quinceañera en cuerpo de anciana

Magali, una quinceañera en cuerpo de anciana

EL INFORMADOR valora la expresión libre de los usuarios en el sitio web y redes sociales del medio, pero aclara que la responsabilidad de los comentarios se atribuye a cada autor, al tiempo que exhorta a una comunicación respetuosa.

En caso de considerar que algún comentario no debería mostrarse por ofender a otras personas, instituciones, o ir contra la Ley, cualquier lector puede denunciarlo utilizando el botón de a la derecha de cada comentario.

PARA MOSTRAR LOS COMENTARIOS DE ESTA NOTA PULSA EN ESTE AVISO