Guadalajara, Jalisco

Jueves, 26 de Marzo de 2015

Actualizado: Hoy 13:02 hrs

25°

¿Puede mi fe ayudar a otros?

Síguenos en:
  • “Al ver la fe de esos hombres, Jesús dijo al paralítico: ‘Hijo, tus pecados te son perdonados’”
  • Hay personas a nuestro alrededor en profunda necesidad, y que posiblemente no quieran acercarse a Dios

¿La fe cristiana es algo puramente personal, o se debe considerar como algo grupal? ¿Se trata de una relación entre Dios y una persona, o puede incluir a otros? La lectura del evangelio de Marcos 2, 1-12 nos ayudará en este día a considerar estas preguntas, y ver su aplicación en nuestra vida diaria. Vamos a revisarlo a través de tres enunciados:

Estamos interconectados. Dios les dio a los hombres muchos regalos cuando los trajo a este mundo, tales como la vida, la creación, los alimentos, los sentidos; pero uno de los más maravillosos es la capacidad de relacionarse con seres semejantes, y establecer lazos de amistad entre ellos, para llegar a formar familias. Desde el punto de vista de que somos creación de Dios, nos damos cuenta de que estamos interconectados con los demás, con el fin de disfrutar de esas relaciones. Desde el punto de vista de que podemos ser parte de la Iglesia Cristiana, nos damos cuenta de que fuimos unidos por lazos fraternos, que nos relacionan como un solo cuerpo, el cual depende del gobierno de Jesús.

Como quiera que sea, estamos interconectados unos con otros, y esto nos permite influir para bien en los demás. La historia del evangelio nos cuenta la historia de un paralítico, que se encontraba imposibilitado de acercarse a Jesús para pedirle ayuda, pero que estaba rodeado de cuatro amigos, quienes se compadecieron de su situación y asumieron la responsabilidad de acercarlo a Jesús. Esto no fue fácil, ya que Jesús se encontraba dentro de una casa que estaba atestada de gente, y nadie quería hacer espacio para traer un enfermo más. Pero eso no desanimó a los amigos, quienes ingeniosamente encontraron la manera de abrir un hueco en el techo, y bajaron al enfermo enmedio de la estancia, justo en frente de Jesús. Si entendemos que estamos interconectados, podemos encontrar oportunidades de ayudar a los demás con sus cargas, lo cual siempre ha sido la voluntad de Dios para los hombres, desde que los estableció en esta tierra.

Nuestra fe puede ayudar a otros. Una de las declaraciones claves del relato, es aquella que establece: “Al ver la fe de esos hombres, Jesús dijo al paralítico: ‘Hijo, tus pecados te son perdonados’”. Aquí vemos una conexión maravillosa entre la fe de unos amigos y el beneficio para otros. El relato no menciona la condición del paralítico, excepto que se trataba de un hombre pecador, pero no se dice si él tenía fe, o siquiera interés en ver a Jesús; pero el Señor Jesús percibió fe en los cuatro amigos, quienes evidentemente esperaban que Jesús sanara al paralítico. El Maestro honró esa fe, perdonando y sanando al hombre delante de todos los testigos.

Hay personas a nuestro alrededor en profunda necesidad, y que posiblemente no quieran acercarse a Dios, o no crean que Él les puede o quiere ayudar. Para ellos, nosotros podemos ser como esos cuatro amigos, levantando nuestras plegarias ante Jesús para pedirle que les ayude, y que abra los ojos de su entendimiento para que puedan creer y ser salvos.    

      La salvación de nuestra alma es un asunto personal. Todo este asunto grupal, de repente se volvió personal cuando el Señor decidió atender al paralítico. Jesús mencionó que los pecados de este hombre quedaban perdonados, y para demostrar que tenía ese tipo de autoridad, procedió a sanarlo de su parálisis. Jesús no habló del pecado de los cuatro amigos y del paralítico, y tampoco mencionó las necesidades que los amigos pudieran tener. Se trataba de algo entre Jesús y el paralítico. Así es la salvación: podemos estar rodeados de cientos de personas, pero siempre será un asunto personal.

¡Qué bueno que nuestros pecados no tienen que ser ventilados delante de los demás, sino que son perdonados por Aquel que estuvo dispuesto a pagar por cada uno de ellos, llevando Él mismo nuestras culpas!

¿Hay alguien que usted ama, a quien podría “llevar” ante la presencia de Jesús el día de hoy?

Angel Flores Rivero
iglefamiliar@hotmail.com  

CRÉDITOS:

EL INFORMADOR / SERM
Feb-20 07:33 hrs

:: Multimedia

Fotogalerías
IzquierdaDerecha
El mundo en imágenes del 26 de marzo de 2015

El mundo en imágenes del 26 de marzo de 2015

Desafían la montaña en busca de restos de avión

Desafían la montaña en busca de restos de avión

Los habitantes de Saná huyen tras bombardeos

Los habitantes de Saná huyen tras bombardeos

Presidente de Yemen huye ante avance de rebeldes

Presidente de Yemen huye ante avance de rebeldes

El mundo en imágenes del 25 de marzo de 2015

El mundo en imágenes del 25 de marzo de 2015

Protestan contra linchamiento de una mujer en Afganistán

Protestan contra linchamiento de una mujer en Afganistán

Avión se estrella en los Alpes franceses

Avión se estrella en los Alpes franceses

El mundo en imágenes del 24 de marzo de 2015

El mundo en imágenes del 24 de marzo de 2015

Despiden al 'Hijo del Perro Aguayo'

Despiden al 'Hijo del Perro Aguayo'

J. Lo presenta en México su línea de ropa

J. Lo presenta en México su línea de ropa

El mundo en imágenes del 23 de marzo de 2015

El mundo en imágenes del 23 de marzo de 2015

Coche bomba estalla en Kabul

Coche bomba estalla en Kabul

Las Bellezas de la Jornada 11 C2015

Las Bellezas de la Jornada 11 C2015

Restos del 'Hijo del Perro Aguayo' llegan a Guadalajara

Restos del 'Hijo del Perro Aguayo' llegan a Guadalajara

El mundo en imágenes del 22 de marzo de 2015

El mundo en imágenes del 22 de marzo de 2015

Barcelona gana el Clásico al Real Madrid

Barcelona gana el Clásico al Real Madrid

El 'apocalipsis' de Guadalajara

El 'apocalipsis' de Guadalajara

Muere el 'Hijo del Perro Aguayo'

Muere el 'Hijo del Perro Aguayo'

Tiroteo en Ocotlán deja un saldo de 11 muertos

Tiroteo en Ocotlán deja un saldo de 11 muertos

Europa se obscurece con un eclipse solar

Europa se obscurece con un eclipse solar