Guadalajara, Jalisco

Sábado, 25 de Abril de 2015

Actualizado: Hoy 21:38 hrs

25°

Síguenos:

Atlas
1 - 2
León
45'
Buen partido hasta el momento, el cuadro de León ha sido más certero al ataque y Atlas no ha dejado de luchar.

¿Por cuánto tiempo se debe orar?

Síguenos en:
  • Dios escucha a sus elegidos que claman a Él noche y día
  • Jesús estaba enseñando respecto a la oración era la perseverancia, es decir, la importancia de orar sin desmayar

     En tiempos recientes he recibido frecuentes correos, con invitaciones para unirme a una campaña para pedir a Dios por la paz en México. La invitación me ha llegado de diferentes personas, con diferentes trasfondos y religiones, pero todos han coincidido con la necesidad de ponernos de acuerdo para orar todos los días a las ocho de la noche, y elevar plegarias a Dios durante un minuto.

     Esto demuestra que las personas están dispuestas a llevar a cabo esfuerzos para que las cosas cambien, buscando que Dios pueda intervenir en los problemas de nuestra sociedad. Por eso me parece tan apropiado considerar la lectura de este domingo, basada en Lucas 18, 1-8 y que trata el tema de la oración que es contestada por Dios.

     La historia trata de un juez en una ciudad, que no tenía temor a Dios, y por lo tanto hacía lo que bien le parecía; en esa ciudad también vivía una mujer viuda, quien tenía un problema legal con un adversario y esperaba que el juez le hiciera justicia. Por razones que desconocemos, el juez no hizo caso de la petición de la viuda, por lo que ésta se encargó de acudir frecuentemente con él, para pedirle que le hiciera justicia; después de cierto tiempo, el juez pensó que era mejor hacerle justicia a la viuda, ya que con tantos recordatorios sin duda llegaría un momento en el que le haría perder la paciencia. La historia termina con una viuda satisfecha, porque gracias a su perseverancia pudo resolver el problema que tenía con su adversario.

     El mensaje central que Jesús estaba enseñando respecto a la oración era la perseverancia, es decir, la importancia de orar sin desmayar; por eso cuando el Señor hizo la explicación y la aplicación de la parábola mencionó: “¿No hará Dios justicia a sus elegidos que claman a Él noche y día? ¿Se tardará en responderles? En verdad les digo que les hará justicia sin tardar”.

     La principal cualidad que mostró la viuda del relato fue su perseverancia, ya que una y otra vez el juez le negó la justicia, pero no la desanimó, sino que siguió adelante día tras día, hasta que consiguió lo que buscaba. La perseverancia se nota más cuando las circunstancias se mueven en la dirección contraria de lo que se busca o se espera. La perseverancia decide dar un paso más, cuando las piernas creen que ya no pueden.

     Por eso Jesús mencionó que Dios escucha a sus elegidos que claman a Él noche y día. La expresión “clamar noche y día”, da a entender que se trata de una persona que constantemente está rogando a Dios por aquello que le interesa o le preocupa. Clamar noche y día puede entenderse como una persona que aún en medio de su rutina diaria, encuentra breves momentos para acercarse a Dios y recordar delante de Él su petición, y que cuando dispone de más tiempo (ya sea en el día o en la noche) sin duda volverá nuevamente con Dios, para seguirle rogando hasta que reciba aquello por lo que ha clamado tanto.

     Sin duda es muy loable el esfuerzo de tantas personas que por un minuto están deteniendo su rutina diaria, para rezar por la paz de nuestro país. Con todo, seguramente podremos hacer más, si recordamos las palabras de Jesús, quien nos animó a “perseverar en la oración y no desmayar”.

     Dediquemos entonces más tiempo a la oración, y roguemos al Señor para que la verdadera paz pueda venir sobre nuestro país; es decir, la paz que es el resultado de conocer personalmente a Jesús como Señor y Salvador, y permitir que Él gobierne nuestra vida.

Ángel Flores Rivero
iglefamiliar@hotmail.com    

CRÉDITOS:

EL INFORMADOR / SERM
Oct-16 09:24 hrs