Guadalajara, Jalisco

Miércoles, 1 de Abril de 2015

Actualizado: Mar-31 22:54 hrs

18°

Síguenos:

Las ''Adelitas'' en el siglo XXI

Síguenos en:

Armandina Cruz rescata las tradiciones y uso del rebozo del México antiguo. E. BARRERA

  • Tradiciones que conforman la historia
  • La Casa del Rebozo abre paso entre las generaciones para transmitir la cultura típica y usos de esta prenda

GUADALAJARA, JALISCO (10/SEP/2010).- El calor de las fiestas patrias comienza a sentirse, adornos  tricolores ya cuelgan de algunos edificios públicos, los alumnos de primaria elaboran banderas y cadenas de papel china para la típica kermés; todo se ajusta para dar el Grito de Independencia como cada año en la noche del 15 de septiembre. A esto se suma el fervor patriota que se apodera de cada mexicano, los símbolos nacionales saltan la vista en cualquier esquina, enormes banderas, tambores y rehiletes con la legendaria águila plasmada.

La identidad mexicana se une al orgullo de ser el país -con denominación de origen-  del tequila, bebida que hace identificable a México en todo el mundo. El nombre de los héroes de Independencia se escucha ya, hasta en el cine. La valentía varonil reluce indiscutiblemente. Las réplicas de bigotes y sombreros son la primera señal de unión entre los mexicanos, pero olvidamos -casi siempre- la presencia femenina en estas luchas armadas que dieron fe y entrega a la liberación de la nación.

Las “Adelitas”, personajes históricos y poco nombrados en estas fechas, dieron a México un artículo que actualmente también representa al país a nivel mundial; el rebozo. Esa tela que colgada a sus espaldas cargó sueños, tradiciones indígenas, hijos, hambre de libertad y hasta armas. Esta indumentaria textil comúnmente se relaciona a las mujeres indígenas, con la pobreza y la humildad. Una prenda que sólo ellas le daban tanto uso.
Quien lo haya portado alguna vez, sabrá que el rebozo es el reflejo del trabajo de manos artesanas, totalmente mexicano. Quizá no esté expuesto en las mejores tiendas del mundo, aún, pero gracias al trabajo de Armandina Cruz, algún día lo estará.

Armandina es una mujer de retos y amante de las raíces mexicanas. Basta con verla para reconocer su amor por México. Bajo su batuta está La Casa del Rebozo, proyecto único y original que destaca las propiedades, usos e historia del rebozo. Se dedica a llevarlo por todas partes en ferias y exposiciones, que dejan a la luz el trabajo artesanal de nuestros ancestros.

Cuna de historia

La Casa del Rebozo resguarda una admirable colección de rebozos de todos tamaños, texturas y colores. Entrar al lugar es un viaje a través del tiempo, muñecas de cartón y juguetes de madera adornan los textiles y las técnicas de su proceso. Armandina realiza constantes investigaciones con historiadores y artesanos para saber más sobre el nacimiento de esta prenda. Desde la época prehispánica se tienen registros de este telar; los primeros pobladores portaban lienzos y ayates para vestirse y trabajar. Su fabricación siempre ha sido manual y se requiere de mucho tiempo para dar por terminado el artículo.

El telar de cintura -nombre de la técnica- inició con algodón, la tejedora ajusta a su cintura un ceñidor de cuero -mecapal- y por otro extremo a un árbol. A pesar de la llegada de los españoles al país y la introducción de máquinas, la costumbre de tejer el rebozo no se dejó de lado, por el contrario, la seda y la lana utilizadas por las mujeres europeas dieron pie a la fusión de materiales para destacar la calidad y belleza en los telares. Rápidamente fue aceptada entre las altas esferas virreinales, para ser reconocido oficialmente como rebozo. 

 “Llega la Conquista y toda la influencia de textiles, diseños y gustos por diferentes indumentarias. Empieza una fusión con un sincretismo de diseños y modas (…) las españolas con sus mantones de Manila, sus mantillas en la cabeza. Hay rebozos que cuando tú analizas su diseño, código, colores y texturas, revela toda esa herencia”.

Su etapa de más auge fue la Revolución. El rebozo se usaba para cargar armas, para curar heridas y hasta de mortaja, para enterrar a los muertos.
Los estándares de moda y belleza imponen, pero no logran pasar por encima de este legendario textil. El rebozo se abre camino como una prenda camaleónica y multifacética. No existen límites físicos, ni económicos para no portarlo en la cabeza, pecho, espalda, cadera, cuello o como vestido.
“No tiene clases sociales, lo portan amas de casa, ejecutivas, las reinas y hasta la esposa del Presidente Felipe Calderón, Margarita Zavala. Nuestras indígenas que lo usan para trabajar y hasta para criar el bebé, el uso del rebozo es una de las tradiciones que más valores aporta a México”.

Estilos, formas y colores

Los gustos complacen hasta al más exigente diseñador, desde estilos puros de algodón, con tendencias purépechas con colores de mil rayas, el tradicional de bolitas jaspeado, teñidos como el Ikat, y los llenos de nudos en las típicas barbitas que penden del telar. Sin lugar a dudas el protagonista de esta exposición, es el rebozo Caramelo: fino, elegante y de seda. Su elaboración es de los más premiados a nivel internacional. Armandina los posee y los presume con mucho orgullo.

Su estructura es de más de cinco mil hilos tejidos simultáneamente, manejar la fineza del hilo de seda es importante y no cualquiera lo puede hacer. La experta señala que es el material más fino para tejer, requiere de un rapacejo delicado para saber torcer y tramar los hilos adecuadamente. Por lo general tienen muchos colores, de ahí el nombre de caramelo.

“El respeto lo sentí cuando empecé a tejer. Es un ritual, tienes que concentrarte,  tener una capacidad intelectual y emocional,  y entregarte completamente como todo en la vida. El rebozo refleja tu estado emocional”.

El rebozo hay que vivirlo

El precio varía, hay rebozos desde los 150 hasta los ocho mil pesos: anchos y estrechos; gruesos y delgados; frescos y calientes; algodón, seda o lana. En La Casa del Rebozo la lucha sigue por transmitir a las nuevas generaciones esta tradición.

“Nos enfrascamos en enseñar y explicar el proceso de diseño, la historia desde un contexto social y económico. Esta prenda da trabajo a muchas personas; nuestro rebozo es único, se demuestra que las manos de México son mágicas”.

Personalidades como María Félix, Frida Kahlo, Lila Downs y la modelo Luly Jáuregui, lo han portado como insignia característica de México.
 Armandina y su equipo de trabajo imparten talleres especiales para saber cómo portar, usar e incluso hacer rebozos. Aprovechar al máximo su forma y texturas, y dar a conocer las técnicas de bordado en extinción.

Su taller de “Porte y estilo” explica más de 100 formas distintas de vestirlo, de manera elegante, urbana y tradicional. Armandina apuesta por el modernismo y las últimas tendencias de moda, incluso ha logrado adaptarlo a los varones. “El rebozo es una indumentaria femenina por tradición, pero ahora en el siglo XXI que estamos con las cosas unisex, el rebozo también lo pueden portar los hombres”.

La Casa del Rebozo

El espacio está abierto a todo el público. La Casa del Rebozo es un vínculo entre las nuevas generaciones y las tradiciones indígenas. No importa si el rebozo se utiliza por pose, moda o costumbre; lo más importante para Armandina Cruz es promover su historia y valor cultural que tiene en muchos países.

Más información:
La Casa del Rebozo
López Cotilla 1973. Teléfono: 38-27-32-19.

CRÉDITOS:

EL INFORMADOR / LEER
Sep-10 03:19 hrs

:: Multimedia

Fotogalerías
IzquierdaDerecha
El mundo en imágenes del 31 de marzo de 2015

El mundo en imágenes del 31 de marzo de 2015

Nace bebé sin nariz en EU

Nace bebé sin nariz en EU

Ciclón causa destrozos en Alemania

Ciclón causa destrozos en Alemania

Remodelan el Teatro Degollado; invierten 4.5 MDP

Remodelan el Teatro Degollado; invierten 4.5 MDP

Tuiteros se divierten con #SiTheWalkingDeadFueraMexicano

Tuiteros se divierten con #SiTheWalkingDeadFueraMexicano

El mundo de Jean Paul Gaultier, en retrospectiva

El mundo de Jean Paul Gaultier, en retrospectiva

El mundo en imágenes del 30 de marzo de 2015

El mundo en imágenes del 30 de marzo de 2015

Rico, guapo y buen jugador

Rico, guapo y buen jugador

Avión derrapa y sale de la pista en Canadá

Avión derrapa y sale de la pista en Canadá

El mundo en imágenes del 29 de marzo de 2015

El mundo en imágenes del 29 de marzo de 2015

Desmantelan laboratorio de drogas en Pihuamo

Desmantelan laboratorio de drogas en Pihuamo

Conmemoran en el mundo inicio de Semana Santa

Conmemoran en el mundo inicio de Semana Santa

México se lleva el amistoso ante Ecuador

México se lleva el amistoso ante Ecuador

El mundo en imágenes del 28 de marzo de 2015

El mundo en imágenes del 28 de marzo de 2015

Realizan colorido festejo hindú

Realizan colorido festejo hindú

Tras las pistas del copiloto del avión caído en Francia

Tras las pistas del copiloto del avión caído en Francia

Calientan motores para la F1 en Malasia

Calientan motores para la F1 en Malasia

Lecheros bloquean la carretera a Chapala

Lecheros bloquean la carretera a Chapala

Registran explosión en edificio de Manhattan

Registran explosión en edificio de Manhattan

Desafían la montaña en busca de restos de avión

Desafían la montaña en busca de restos de avión