Guadalajara, Jalisco

Lunes, 22 de Septiembre de 2014

Actualizado: Hoy 06:36 hrs

18°

El Buen Pastor conoce a sus ovejas

Síguenos en:

Jesús es el Buen Pastor y conoce a todas y a cada una de sus ovejas. ESPECIAL

  • Cristo está, ahora y aquí, en el Reino que Él fundó: la Iglesia
  • 'Mis ovejas escuchan mi voz'

     Cristo está, ahora y aquí, en el Reino que Él fundó: la Iglesia. Ésta es vértice de la historia, es conjunción de todos los tiempos: fue la esperanza mientras Moisés y los profetas lo anunciaban, fue la realidad histórica en su nacimiento, en su vida oculta, en los tres años de la proclamación de la Buena Nueva, en su pasión, en su muerte y en su gloriosa resurrección. Es, oculto y presente, la vida del pueblo peregrino.
     Presente está Cristo en este siglo XXI, y el creyente sabe encontrarlo en la Iglesia, en sus palabras, en los sacramentos --singularmente en la Santa Eucaristía-- y en cada uno de los prójimos a quienes amar y a quienes servir.
Presente se encuentra --más que como Rey y Señor para avasallar a los súbditos-- como Buen Pastor.
     Vino a salvar a las ovejas perdidas de la casa de Israel (Mateo 15, 24), y desde entonces, enviado por su Padre, se hace presente con una visión universalista, la del Nuevo Testamento, para salvar a todos los hombres.
     Ahora es el Buen Pastor y conoce a todas y a cada una de sus ovejas, y porque las conoce, más confiadas pueden acercarse a Cristo las ovejas: los hombres.
     La idea del pastor y del pastoreo estaba profundamente arraigada en la mentalidad del pueblo de Israel, pues era pueblo de pastores y sus libros sagrados pastores fueron Abel; Moisés, cuando guardaba las ovejas de su suegro Jetró; David, tomado de pastorear las ovejas de su Padre Jesé para ungirlo rey de Israel.
     También pastores fueron --¡grande dicha!-- los primeros en adorar al Hijo de Dios hecho hombre, envuelto en pañales y recostado en un pesebre.

“Mis ovejas escuchan mi voz”

     Sigue ahora, en este siglo, llegando la voz de Cristo --no sólo en los tres años de su vida pública--, y sigue, suave brisa, difundiéndose por todas las ciudades, los pueblos, los caminos.
     Muchos han escuchado la Buena Nueva, mensaje de salvación, y muchos han cerrado sus oídos porque la palabra de Dios es “espada de dos filos” y corta.
     Y con una mirada a este siglo víctima de una tempestad de palabras --y más aún de imágenes y mensajes--, se pierde la capacidad el gusto de oír la palabra de Dios.
     Hoy el ser humano ha perdido la paz por esa sobreabundancia de ofertas, en su mayoría verdaderos engaños, y más parecen muchos preferir ser engañados, a encontrarse con la verdad.
     Hay un adagio latino: “vulgus vult decipi” --el pueblo desea ser engañado. Se ahoga en la trivialidad de las historias fingidas de las series televisivas; va tras las alucinaciones sobre la política y los deportes; lo atrae la vida social con un fondo de mentira; lo arrastra la tiranía de la moda.
     A un sabio le pidieron su opinión sobre la moda, y sabiamente contestó: “moda es lo que pasa”. Pero fugaz y todo, esclaviza. Y en medio de todas esas llamadas, entre todos los canales de comunicación, entre todos los canales de comunicación, siempre a través de acontecimientos de personas y otros mil mledios, Dios se hace escuchar.
     Lo bueno es saber escuchar su voz, porque siempre es bendición, es gracia. No endurecer el corazón, oír la voz del buen pastor.
     Cristo dice de las ovejas fieles: “Mis ovejas escuchan mi voz.

Y ellas me siguen”

      El cristianismo no es sólo crear, es caminar en seguimiento del Salvador. No es solamente recibir el bautismo y, quizá ocasional y socialmente, alguna o algunas veces otros sacramentos.
     El caminar del cristiano no es fácil, porque el seguimiento del Pastor implica condiciones difíciles: “Niégate a ti mismo y toma tu cruz todos los días”.
     Mas desde que Cristo fundó su Reino --la Iglesia--, ante su invitación a seguirlo la respuesta ha sido variada: destacan los valientes, los audaces, los generosos, los llamados bienaventurados por el Maestro; los misericordiosos, los pacíficos, los limpios de corazón, los perseguidos por la justicia porque  defienden la doctrina del Señor. Muchos han llegado por el martirio, o por una larga y fructífera vida de fiel testimonio en obras de fe, de caridad, de humildad. Son los santos, los conocidos y la multitud de los bienaventurados.
Luego siguen, como siempre, esa otra multitud con caídas y arrepentimientos; esos nunca ausentes, confiados en la bondad del Buen Pastor dispuesto a buscar a las “ovejas perdidas”, así en plural.
     “He venido  buscar no a los sanos, sino a los enfermos”, dijo el Señor. A la misericordia se acoge esta humanidad. Un poeta cantó: “Ten misericordia de este pobre que va extraviado más por su flaqueza que por su malicia”. Por flaqueza vagan las ovejas descarriadas, y el Buen Pastor las busca y las quiere reunir en un solo redil.

“Yo les doy la vida eterna”

     Si con el micrófono o la grabadora en mano, uno a uno, a una multitud reunida se le pregunta: “¿Para qué eres cristiano?”, si bien responden, la razón de su cristianismo es de conveniencia, pero de la buena, de la mejor. Todo cristiano tiene interés, y grande: “Quiero salvarme. Quiero la vida eterna”.
     Los obispos de todo el orbe reunidos en el Concilio Vaticano II (1962-1965), vieron esta angustia del hombre de hoy: “El máximo enigma de la vida humana es la muerte. El hombre sufre con el dolor y con la disolución progresiva del cuerpo. Pero su máximo tormento es el temor de la desaparición perpetua. Juzga con instinto sincero cuando se resiste a aceptar la perspectiva de la ruina total y el adiós definitivo. La semilla de eternidad que en sí lleva, por ser irreductible a la sola materia, se levanta contra la muerte. Todos los esfuerzos de la técnica moderna, por muy útiles que sean, no pueden calmar esta ansiedad del hombre: la prórroga de la longevidad que hoy proporciona la biología, no puede satisfacer ese deseo del más allá que surge ineluctablemente del corazón humano”. (Gaudium et spes --Gozo y esperanza-- número 18).
     Y por ese deseo del más allá el hombre busca a Cristo, quien dijo: “Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque muera vivirá, y todo el que vive y cree en mí no morirá para siempre”. (Juan 11, 25). Resucitó a Lázaro, al hijo único de la viuda y a la niña hija de Jairo. Y ante todo, Él dejó que le quitaran la vida el viernes y la volvió a tomar a la aurora del día domingo.
Él es la vida, Él da la vida. La cristiandad se reúne en torno de Él, como aquellas multitudes junto al lago de Tiberíades. Ahora es el rebaño, la Nueva Alianza en torno al Pastor, y de él esperaron, y esperan, la vida eterna, “y no perecerán jamás”.

Jesús elige a los apóstoles,
para hacerlos pastores

     A Pedro, Cristo le dijo tres veces: “Apacienta mis ovejas, pastorea mis corderos”. Y así los doce y sus sucesores, y desde entonces hasta este día el Papa, los obispos, los sacerdotes, viven para guiar, custodiar, nutrir y defender al rebaño.
     Pastores atraídos por una razzón no natural, sino de fe, llamada vocación.
Cada año tocan las puertas de los seminarios muchos jóvenes atraídos por la persona de Cristo, con el deseo de entregarse al servicio de sus hermanos por amor a Cristo, como fue el lema del Papa Juan Pablo II.
     La preparación de los pastores para el pueblo de Dios es ardua y apasionante. Son quince años, desde la secundaria, o doce para los que ya traen bachillerato. La formación tiene estas áreas: formación humana, pues sobre un hombre con cierta madurez se echará la responsabilidad pastoral; formación intelectual: Humanidades, tres años de Filosofía y cinco de Teología, Sagrada Escritura, Derecho, etc. Y la cumbre: formación espiritual, pues el sacerdote debe predicar primero con el ejemplo; debe ser el más exacto, como el reloj de la torre.
     Si después de esa cuidadosa preparación se dan casos de caídas, de ejemplos tristes, es porque el sacerdocio, don divino, se vació en frágiles vasos de arcilla.
     Esa ingrata costumbre de gozarse por el árbol caído y no mirar los millares de árboles perfumando el viento, es necedad o ceguera voluntaria.

Orar por las vocaciones sacerdotales

     Es deber del pueblo cristiano añadir en sus oraciones de costumbre una doble súplica: “Señor, envía operarios a tu mies; Señor, danos sacerdotes según tu corazón”. La oración es constructiva, la crítica siempre es dañina.
A todos, adultos, adolescentes y niños, les interesa la preferencia de pastores de una fe firme operante, de una caridad sin trabas y de gran espíritu de adaptación y de servicio.
     El Buen Pastor se hace presente en los pastores dispersos por el mundo; a los pastores les es dado el mandato: “Vayan por todo el mundo, prediquen, bauticen; el que crea y se bautice, se salvará”.

Pbro. José R. Ramírez       
                 

CRÉDITOS:

Informador Redacción / LNA
Abr-27 12:47 hrs
:: Multimedia FotogaleríaVideo
IzquierdaDerecha
El mundo en imágenes del 22 de septiembre de 2014

El mundo en imágenes del 22 de septiembre de 2014

Las Bellezas de la Jornada 9 A2014

Las Bellezas de la Jornada 9 A2014

Famosos se unen a marcha contra cambio climático

Famosos se unen a marcha contra cambio climático

El mundo en imágenes del 21 de septiembre de 2014

El mundo en imágenes del 21 de septiembre de 2014

El barril ya está abierto en Oktoberfest

El barril ya está abierto en Oktoberfest

La Semana de la Moda de Milán se tiñe de rojo

La Semana de la Moda de Milán se tiñe de rojo

'Chicharito' anota doblete con Real Madrid

'Chicharito' anota doblete con Real Madrid

La semana de los famosos en Instagram

La semana de los famosos en Instagram

El mundo en imágenes del 20 de septiembre de 2014

El mundo en imágenes del 20 de septiembre de 2014

Mercedes domina la clasificación en Singapur

Mercedes domina la clasificación en Singapur

Ronaldinho y los memes de su penal fallado

Ronaldinho y los memes de su penal fallado

México recuerda terremoto del 85

México recuerda terremoto del 85

Euforia por el iPhone 6

Euforia por el iPhone 6

Escocia vota sobre independencia

Escocia vota sobre independencia

Miley Cyrus inicia gira por México

Miley Cyrus inicia gira por México

Vistas aéreas de daños en Baja Californa Sur

Vistas aéreas de daños en Baja Californa Sur

Camión urbano atropella a familia; muere una niña

Camión urbano atropella a familia; muere una niña

Desfilan en el Zócalo por Independencia

Desfilan en el Zócalo por Independencia

Tapatíos festejan el Grito de Independencia

Tapatíos festejan el Grito de Independencia

'Odile' causa estragos en Baja California Sur

'Odile' causa estragos en Baja California Sur

IzquierdaDerecha
El Papa llama en Albania a la tolerancia religiosa

El Papa llama en Albania a la tolerancia religiosa

Sophia Loren festeja cumpleaños en DF

Sophia Loren festeja cumpleaños en DF

Se prestan para probar medicamentos genéricos

Se prestan para probar medicamentos genéricos

 Atlas vence 2-1 al Cruz Azul

Atlas vence 2-1 al Cruz Azul

Miley Cyrus y su show sin excentricidades en el DF

Miley Cyrus y su show sin excentricidades en el DF

Vuelve la lluvia a Los Cabos por

Vuelve la lluvia a Los Cabos por "Polo"

Gendarmería incrementa patrullajes nocturnos en Baja California Sur

Gendarmería incrementa patrullajes nocturnos en Baja California Sur

Escocia rechaza la independencia

Escocia rechaza la independencia

Revelan video del Millennium Falcon con Batimóvil

Revelan video del Millennium Falcon con Batimóvil

El iPhone 6 se agota en Hong Kong

El iPhone 6 se agota en Hong Kong

Motociclista enseña a no tirar basura

Motociclista enseña a no tirar basura

Atlas, a octavos en la Copa MX

Atlas, a octavos en la Copa MX

Los smartphones que más venden en México

Los smartphones que más venden en México

Genera debate consulta para despenalizar mariguana

Genera debate consulta para despenalizar mariguana

Plan de Cine: Cantinflas

Plan de Cine: Cantinflas

Difunden imágenes de explosión en Puebla

Difunden imágenes de explosión en Puebla

Arrojan a la basura a diputado ucraniano

Arrojan a la basura a diputado ucraniano

Más peces de los calculados viven en los océanos

Más peces de los calculados viven en los océanos

Demian Bichir presenta su filmografía en La Habana

Demian Bichir presenta su filmografía en La Habana

 Aristóteles da el Grito de Independencia

Aristóteles da el Grito de Independencia