Guadalajara, Jalisco

Domingo, 26 de Abril de 2015

Actualizado: Hoy 01:10 hrs

21°

Síguenos:

César Nava y su mundo de caramelo

Síguenos en:

Carlos Lara.

  • LOS ANTEOJOS DE BASKERVILLE POR CARLOS LARA G.
  • (48.carlos@gmail.com)
  • Eran la pareja perfecta de la generación panista cosecha 94. El futuro matrimonio perfecto, ejemplo de amor

Eran la pareja perfecta de la generación panista cosecha 94. El futuro matrimonio perfecto, ejemplo de amor, apoyo y comprensión. Así eran vistos en asambleas y convenciones del Partido Acción Nacional (PAN) César Nava y su ahora ex esposa, Covadonga Baños. Así se les recuerda en la Asamblea Juvenil de Morelia en 1995, a la que asistieron los jóvenes panistas del país a cumplir con el mandato del Comité Ejecutivo Nacional: elegir a César Nava secretario juvenil. Por cierto, ya desde entonces había señalamientos de prácticas indebidas, como dejar votar a menores de edad para sostener el control de la secretaría. No es de extrañar que la reciente asamblea nacional juvenil que eligió a Juan Carlos Martínez Terrazas, candidato de César Nava, haya sido anulada por “irregularidades que la alejan de la práctica democrática, principios y valores que defiende y representan al PAN”.

Soy de los que consideran que la vida privada de los personajes públicos es eso, privada. Pero cuando éstos se exponen estratégicamente a los medios con el firme propósito de que hablemos de ellos, se convierte en un asunto de carácter público. No hace mucho que en los medios de comunicación se hablaba sobre lo que hacían y escribían los políticos, particularmente quienes tenían una columna periodística. La desesperación electoral los ha llevado al terreno de la farándula donde se habla, ya no de su trabajo como políticos, sino de lo que hacen en el mundo del espectáculo.

Recuerdo, y me río por supuesto, de cómo los panistas de la primera hora, como los llaman hoy, particularmente los de Guadalajara, se escandalizaban con el noviazgo del abogado Víctor González Luna, hermano del ideólogo y fundador del PAN, y la polémica actriz Elizabeth Taylor, noviazgo que llegó a compromiso, según se lee en algunas publicaciones estadounidenses como “Southeast Missourian” del 10 de agosto de 1983. Pero en la actualidad nada es escándalo, ni el pragmatismo ramplón con el que el PAN se asocia al Partido de la Revolución Democrática (PRD), ni el vergonzoso acuerdo sostenido con el Partido Revolucionario Institucional (PRI), mucho menos el noviazgo de la pareja del momento.

Si la de Felipe Calderón fue la “generación mexicanto”, cuyas composiciones amenizaron el paso de sus integrantes por la Secretaría Juvenil del PAN, la de Nava podría ser, esperemos que no, una generación decidida a bailar al son de “la vaca tomasa”. Y es que en medio del escándalo generado por el “acuerdo de caballeros” entre PAN y PRI, César Nava tocaba las puertas de “La casita de Patylú” en la gran manzana. Una muestra de que para el presidente del PAN las estrellas piñatas son en su mundo de caramelo. Aunque en el fondo el anunciado matrimonio no debe extrañar a nadie, se dedican a lo mismo: ella divierte niños, y él a la clase política.

Notas del Tema: Tertulia

CRÉDITOS:

EL INFORMADOR / VICE
Mar-20 04:58 hrs

Pregunta de México

¿Qué opina del nombramiento de Alfredo Castillo al frente de la Conade?