Guadalajara, Jalisco

Miércoles, 1 de Abril de 2015

Actualizado: Hoy 05:35 hrs

10°

Síguenos:

Una velada de amor eléctrico

Síguenos en:
  • El ensamble estrenó varios temas, entre ellos Sex in America.
  • John Medeski y el grupo A Love Electric llenan el Diana con su jazz

GUADALAJARA, JALISCO (22/AGO/2014).- El jazz volvió al Teatro Diana con el concierto que conjugó los talentos del tecladista John Medeski y el grupo A Love Electric. En punto de las 20:30 horas subieron al escenario los teloneros: Sara Valenzuela y su banda. Su set fue extenso, con media docena de canciones en cincuenta minutos.

El plus que tuvo la presentación fue la inclusión de John Medeski en el órgano Hammond en la penúltima canción, Love is here to stay. Para el tema final también acompañó al ensamble Todd Clouser (fundador de A Love Electric), para colgarse la guitarra acústica e interpretar Be my husband, clásico de Nina Simone.

La participación de la promotora del jazz en Guadalajara estuvo manchada por ligeras fallas en el sonido, con retroalimentación en las bocinas. Este detalle llegó también al set de A Love Electric: durante la primera canción Todd Clouser saludó al público con un efusivo “¡Buenas noches!”, al que siguió la petición de bajar el audio en los monitores.

Pese al sonido, el show comenzó con un par de temas que animaron a la audiencia. El guitarrista y vocalista de A Love Electric se dirigió a los asistentes con gestos de agradecimiento, “Es un honor estar de nuevo en este gran teatro”, dijo en un fluido español.

Clouster compartió escenario con Aarón Cruz en el bajo y la harmónica, con Hernán Hecht en la batería, sus compañeros en su proyecto de jazz. Para esta noche contó con la presencia de John Medeski, un viejo conocido por el público tapatío, ya que ha visitado varias veces la ciudad.

El ensamble estrenó varios temas, entre ellos Sex in America. La peculiaridad de la interpretación del grupo radica en su capacidad para conectar una canción con otra, sin necesidad de hacer pausas.

El ritmo de una canción se reconstruye hasta la abstracción con sonidos caóticos durante un par de compases, pero retoman la armonía con la siguiente canción en el setlist. Esta dinámica basada en la improvisación genera una sensación de una obra en conjunto, que deja espacio para los aplausos tras cada solo, lo que deja en claro la satisfacción del público, que para la ocasión apenas superó el millar de personas.


CRÉDITOS:

EL INFORMADOR / HJ
Ago-22 00:00 hrs

Pregunta de Entretenimiento

¿Crees que 'Ciudades de papel' tenga el mismo éxito de 'Bajo la misma estrella'?