Guadalajara, Jalisco

Sábado, 3 de Diciembre de 2016

Actualizado: Hoy 09:30 hrs

17°

Síguenos:

El viacrucis o el deleite de la ocarina

César Arturo Ramos, árbitro de la Liga MX con gafete FIFA desde 2014. MEXSPORT / D. Leah

  • 'Quien se dedica al arbitraje debe reunir cualidades morales, físicas, técnicas e intelectuales': Bonifacio Núñez

Son imprescindibles en un partido de futbol, son protagonistas por hacer las cosas bien o mal… y siempre han de generar polémica por su decisiones

GUADALAJARA, JALISCO (19/OCT/2016).- Dicen que la portería es la posición más ingrata del futbol. Pero en un campo de juego, nadie como el árbitro para unir voluntades en su contra.

Pese a todas las dificultades que hay en la actualidad para ser árbitro profesional, y pese a tener una posición ingrata dentro del juego, el anhelo de ser silbante profesional se mantiene intacto.

“Como referencia puedo decir que acabamos de terminar un curso donde graduamos a 32 nuevos árbitros”, dice de entrada Raúl Cuauhtémoc Reyes, titular de la Delegación Jalisco de árbitros profesionales, organismo dependiente de la Comisión de Arbitraje de la Federación Mexicana de Futbol.

Son más de una treintena de silbantes que tendrán que esperar entre ocho y 10 años para acercarse a la posibilidad de dirigir un partido de Primera División.

El delegado reconoce que el proceso del profesionalismo para los colegiados es cada vez más exigente. “Una cosa es querer ser árbitro y eso se puede lograr en cualquier colegio o Liga, y la otra es querer ser árbitro profesional, para lo cual hay que presentarse a las capacitaciones: en este año tenemos una más, en noviembre, donde tendremos un nuevo curso”.

Sin embargo, no se trata sólo de presentarse a dicho curso con un silbato y un uniforme negro. “Hoy en día se pide hasta pasaporte para ser elegibles para tener Gafete FIFA; efectivamente las cosas cambiaron mucho porque antes un árbitro que quería ser profesional podía llegar a empezar su preparación a los 30 años; hoy la edad mínima para ingresar al futbol profesional son 24 años, además de tener una probada capacidad física porque hoy los árbitros son atletas de alto rendimiento”.

El arbitraje profesional en México está dividido en cinco superdelegaciones, de las cuales una está en Guadalajara.

En la actualidad, la división tapatía del arbitraje tiene más de 70 silbantes en el futbol profesional.

No es para cualquiera

“Quien se dedica al arbitraje debe reunir cualidades morales, físicas, técnicas e intelectuales; además el árbitro debe ser valiente”.

Así define Bonifacio Núñez Vega a los silbantes, con la autoridad que le dan 16 años de pitar en la Primera División con un estilo desafiante que le dio, pero también le quitó. Y es que “Boni”, como le decían, nunca dirigió un Clásico Nacional.

“Nunca quisieron darme un partido de esos porque yo me plantaba de frente con los jugadores y eso a mucha gente no le parecía”, recuerda.

Para el sicólogo Luis Carlos Vázquez, experto en temas ligados al futbol, la personalidad de un árbitro es mucho más compleja de lo que describió Bonifacio Núñez. “Hay inclinaciones donde se obtiene placer provocándole dolor a otros. Esas sensaciones se tienen que reprimir, pero hay ciertas actividades sociales que permiten aplicar esas inclinaciones de una manera socialmente aceptada”.

“Ahí están los cirujanos, y en el caso de los árbitros no es sólo el placer de ocupar una posición de poder, sino que también se colocan en un lugar donde son objeto de la crítica, es decir, tienen inclinaciones sadomasoquistas sin ponerle una etiqueta diagnóstica”.

Para el catedrático del ITESO, la figura del árbitro no es imprescindible, sino necesaria para el espectáculo del futbol. “El árbitro representa el orden, tiene implicaciones en lo que se permite o no se permite en el terreno de juego. Donde todo es posible no se vive en libertad, sino en caos. El árbitro es el punto de equilibrio que marca el orden en un juego de futbol”.

Los nazarenos en cifras

  • 28 años es la edad límite para dirigir en Tercera División
  • 32 años es la edad límite para dirigir en Segunda División
  • 36 años es la edad límite para dirigir en Liga de Ascenso
  • 45 años es la edad límite para dirigir en Primera División
  • 4 mil pesos más viáticos para el cuerpo arbitral es el sueldo en Tercera División
  • 8 mil pesos más viáticos para el cuerpo arbitral es el sueldo en Segunda División
  • 15 mil pesos más viáticos para el árbitro central es el sueldo en Liga de Ascenso
  • 25 mil pesos más viáticos para el árbitro central es el sueldo en Primera División
  • 110 mil pesos gana por partido un árbitro de la Premier League en Inglaterra
  • 81 mil pesos ganan los árbitros en Italia
  • 47 mil pesos ganan los árbitros en España
  • 40 mil pesos ganan los silbantes en Francia
  • 13 mil pesos ganan los árbitros en Brasil
  • 8 mil pesos ganan los silbantes en Colombia
  • 5 mil pesos ganan en Perú
  • 56 árbitros en Segunda y Tercera División, 17 árbitros en Ascenso y Liga MX

PARA SABER

Las cinco superdelegaciones de la Comisión de Arbitraje

• Jalisco
• Guanajuato
• Aguascalientes
• Nuevo León
• Distrito Federal

ÁRBITROS DE JALISCO

Luis Donaldo Suárez, 21 años

Era menor de edad cuando comenzó a pitar partidos en las Ligas amateurs.

Ahora, Luis Donaldo Suárez sabe que eligió bien, pues con la pelota las cosas no se le daban. “Me gusta más pitar que jugar, pero la verdad no era bueno en la cancha, era portero y un día decidí que mejor me dedicaba a pitar que a ver cómo me hacían goles”.

Para Suárez es muy claro por qué se quiere dedicar a ese complicado oficio del arbitraje. “Me gusta por el ejercicio y por el tiempo, es un trabajo al que le dedicas pocas horas y tienes buena ganancia”.

Luis Donaldo pita alrededor de 15 partidos a la semana, pero además atiende un negocio familiar. “Tengo un negocio de comida con mis hermanos, esto me da chance de dedicarle tiempo a las dos cosas, pito en la mañana y atiendo el negocio en la noche”

Por su edad, sabe que tiene aspiraciones legítimas de llegar al máximo circuito. “Quiero estar en Primera División, ya estoy en Tercera y quiero llegar a lo máximo”.

Jesús Sandoval, 38 años

Para el mediodía del sábado, Jesús ya trae al menos 10 partidos a cuestas en la semana.

Pero lejos de quejarse, acepta uno más, uno de imprevisto que acaba de surgir para después de las cuatro de la tarde, cuando se supone que ya iría rumbo a casa. “Llegué al arbitraje por necesidad, no estaba bien en mi trabajo y se dio la oportunidad. Me capacité, fui al curso de la Asociación y de ahí te vas acomodando; siempre me ha gustado jugar futbol, era contención, pero ahora las piernas sólo me dan para arbitrar”, asegura Sandoval, quien sólo se dedica a dirigir partidos en el complejo Nápoles, donde tiene actividad los martes, jueves, sábados y domingos.

Al final son alrededor de 15 encuentros los que pita por semana, lo cual le dan una ganancia aproximada de tres mil 500 pesos semanales. “Es una chamba estable porque no dejas de arbitrar, las Ligas paran poco y cuando eso pasa nos vamos a otras”.

Daniel García, 22 años

Tiene cuatro años como silbante, pero ya completó uno como profesional, pues ya pita en la Tercera División.

Para Daniel, el arbitraje le da lo necesario para pagarse la carrera de Cultura Física en una universidad privada. “Sale para eso, para mis gastos y una que otra salida”, y asegura que no le desagrada tener que estar a las seis de la mañana en el Club Occidente de Atemajac, donde entrenan los silbantes de la Delegación Guadalajara.

Por su edad, Daniel García tiene aspiraciones y posibilidades de llegar al máximo circuito en algunos años. “Ya estoy en Tercera (División), este torneo espero debutar de árbitro central, ya fui asistente y vamos a pitar a los pueblos, ahí está bravísimo, la gente no conoce las reglas, no hay seguridad. Una vez me amenazaron a lo lejos, un señor que me decía que me esperaba con un machete, pero afortunadamente no ha pasado de eso. Obviamente la aspiración es tener el Gafete FIFA, quiero llegar a Primera División”.

El Gafete de FIFA

Tras llegar a Primera División, el siguiente logro de un árbitro es obtener el Gafete de FIFA para dirigir partidos internacionales. Éste se obtiene durante una evaluación que FIFA realiza en agosto

“Boni”, el ícono de los ochenta

Cuando los árbitros no tenían que ser atletas, Bonifacio Núñez Vega supo imponer su estilo bravucón y desafiante.

“Boni”, como le dicen hasta la fecha, llegó al arbitraje por casualidad y curiosidad. “Una vez un árbitro me expulsó y me dijo que era por conducta antideportiva, el término se me hizo muy rimbombante y al terminar el partido fui a preguntarle que si me podía explicar en qué libro de arbitraje podía encontrar conducta antideportiva y me dijo el nombre del libro y dónde lo vendían”, cuenta con nostalgia el ahora comentarista y columnista.

“Compré el libro y empecé a leer las reglas, pero ahí quedó todo. Yo era de los que siempre les alegaba a los árbitros y un día mi entrenador me retó a que pitara un juego donde había faltado el silbante. Tenía 21 años y le pité a una juvenil, de 22 y 23 años; cuál fue mi sorpresa que al final del partido algunos de los derrotados fueron a darme la mano. Ahí me llegó la cosquilla de ser árbitro, me insistieron que siguiera haciéndolo y empecé a pitar infantiles. Llegué hasta Primera Fuerza y en eso andaba cuando leo un anuncio en el Esto de que iban a dar un curso para árbitros profesionales.

“Los requisitos eran pasar un examen médico, uno físico y uno de cultura general, además de que había que avalar que mínimo se había estudiado la prepa o vocacional; soy elegido para el curso y ahí empieza la historia de Bonifacio Núñez, en 1972. Yo seguía jugando, dirigía a mis hermanos y fue hasta 1976 que la Comisión de Arbitraje me llama para empezar a pitar”, rememora Núñez Vega, quien debutó en 1980 en el máximo circuito un UdeG-Atletas Campesinos.

“Boni” imprimió un estilo único. “Siempre quise imponer la justicia antes que nada en el campo”. No había medias tintas con Bonifacio, que encaraba a los rijosos y bromeaba con los mañosos. “Levántate p..., no te hizo nada”, cuentan varios futbolistas de la época que les decía el silbante cuando no consideraba que había ocurrido una falta y un futbolista se quedaba en el césped. Su estilo no era del agrado de la Comisión de Arbitraje, que lo castigó de modo peculiar. “Boni” nunca fue designado en un Clásico Nacional en sus 16 años de carrera.

Como todos los nazarenos de la época, Núñez Vega se dedicaba a otra cosa, pues el oficio de colegiado no daba para vivir. “No vivíamos del arbitraje, era una autodisciplina. La Comisión nos pedía que tuviéramos un trabajo, que no dependiéramos de eso. Yo fui ingeniero topógrafo y trabajaba en la Secretaría de Recursos Hidráulicos. Tenía cierta jerarquía en la oficina y acoplaba mis horarios para ir a entrenar y los fines de semana no tenía problemas para pitar”.

— ¿Fue el típico caso del futbolista que terminó de árbitro por aquello de la falta de facultades en la cancha?

— Fíjese que no, me defendía bastante. Con mi cuerpo de perro jugaba de delantero y raspaba bastante bien la pelotita, fui a un campeonato nacional como seleccionado local y tenía como compañeros a Mateo Bravo, Enrique Pastrana o el “Pato” Carrillo, todos a la postre futbolistas profesionales.

Bonifacio, el desafiante, el polémico, sólo tiene buenos recuerdos de su carrera como árbitro. “Yo gozaba el arbitraje, nunca lo sufrí. No sé si fui bueno o malo, pero fui muy feliz”.


CRÉDITOS:

EL INFORMADOR / GSO
Oct-19 03:19 hrs

:: Multimedia

Fotogalerías
IzquierdaDerecha
Repatrian a fallecidos en accidente aéreo en Colombia

Repatrian a fallecidos en accidente aéreo en Colombia

 Nico Rosberg anuncia que se retira de la Fórmula Uno

Nico Rosberg anuncia que se retira de la Fórmula Uno

Necaxa y América empatan la ida de semifinales

Necaxa y América empatan la ida de semifinales

Preparan repatriación de víctimas de accidente aéreo

Preparan repatriación de víctimas de accidente aéreo

Tigres se impone a León en la ida de semifinal

Tigres se impone a León en la ida de semifinal

El mundo del futbol rinde homenaje al Chapecoense

El mundo del futbol rinde homenaje al Chapecoense

Trágico accidente del club Chapecoense

Trágico accidente del club Chapecoense

Bolt presenta en Londres documental autobiográfico

Bolt presenta en Londres documental autobiográfico

Las bellezas de los cuartos de final del Apertura 2016

Las bellezas de los cuartos de final del Apertura 2016

Imágenes de los Cuartos de Final de la Liguilla Apertura 2016

Imágenes de los Cuartos de Final de la Liguilla Apertura 2016

Fiesta dominical en el Clásico de Liguilla

Fiesta dominical en el Clásico de Liguilla

Bellezas del Clásico Nacional en la Liguilla

Bellezas del Clásico Nacional en la Liguilla

Nico Rosberg, campeón mundial de la F1

Nico Rosberg, campeón mundial de la F1

Imágenes de los partidos de vuelta de los cuartos de final

Imágenes de los partidos de vuelta de los cuartos de final

América y Chivas empatan el Clásico de ida en Liguilla

América y Chivas empatan el Clásico de ida en Liguilla

Las Bellezas de la Jornada 17 A2016

Las Bellezas de la Jornada 17 A2016

Daniel Suárez hace historia en Nascar Xfinity

Daniel Suárez hace historia en Nascar Xfinity

Atlas se despide con derrota

Atlas se despide con derrota

Las Bellezas de la Jornada 16 A2016

Las Bellezas de la Jornada 16 A2016

El kung-fu, secreto chino para volverse una potencia de futbol

El kung-fu, secreto chino para volverse una potencia de futbol

EL INFORMADOR valora la expresión libre de los usuarios en el sitio web y redes sociales del medio, pero aclara que la responsabilidad de los comentarios se atribuye a cada autor, al tiempo que exhorta a una comunicación respetuosa.

En caso de considerar que algún comentario no debería mostrarse por ofender a otras personas, instituciones, o ir contra la Ley, cualquier lector puede denunciarlo utilizando el botón de a la derecha de cada comentario.

PARA MOSTRAR LOS COMENTARIOS DE ESTA NOTA PULSA EN ESTE AVISO

Síguenos en redes sociales