Guadalajara, Jalisco

Lunes, 24 de Abril de 2017

Actualizado: Hoy 06:06 hrs

18°

Síguenos:

Hay que creerle a Juan Pablo Villalobos

Juan Pablo Villalobos. El escritor jalisciense es el ganador del Premio Herralde Novela. ESPECIAL / Anagrama

  • Cómo reír en tiempos oscuros según el premio Herralde
  • Estará acompañado por el monero JIS

El escritor presenta su obra 'No voy a pedirle a nadie que me crea' hoy en la librería Gandhi

GUADALAJARA, JALISCO (03/MAR/2017).- Juan Pablo Villalobos no se convirtió de la noche a la mañana en uno de los escritores más interesantes en habla hispana. Tampoco se debe al reciente Premio Herralde de Novela por “No voy a pedirle a nadie que me crea”. Lo es por el humor inteligente, tan escaso en tiempos oscuros, que maneja en todas sus novelas. En entrevista habla sobre el manejo de la comedia en una obra permeada por la violencia del crimen organizado.

—En “No voy a pedirle a nadie que me crea” los personaje  exploran los límites de la comedia y abarcan rangos que van desde chistes de mexicanos, vascos, españoles, árabes y “provincianos” locales, ¿qué tan flexible puede ser el humor sin, en tiempos políticamente correctos, herir a nadie?

— Justamente explorar dónde están los límites del humor es uno de los temas de la novela y no es casualidad que el primer capítulo se llame “Todo depende de quién cuente el chiste”. Ese fue también uno de los temas que estudié mientras hacía el doctorado e incluso llegué a encontrar obras literarias, como la de Albert Cohen, que hacen humor con un tema tan delicado como el Holocausto. Pero claro, Cohen es judío y no puede ser acusado de antisemita. Al final, no se trata únicamente de lo “políticamente correcto”, hay líneas que no se pueden atravesar, a menos que quieras quedarte riendo solo. Sólo hay una cosa peor que reír solo: reír en mala compañía. Imagina que cuentas un chiste y los únicos que se ríen sean los racistas, los clasistas, los homofóbicos, los machistas…

—Tu novela regresa a la tradición del humor negro en la literatura nacional, ¿qué tan complejo es llegar a ese tono antisolemne cuando en México particularmente se apuesta por la solemnidad?

—Es verdad que la literatura más celebrada en México, y de hecho en todo el mundo, es la “seria” o “solemne”, pero nosotros tenemos una gran tradición irreverente que viene desde el siglo XIX, con los autores que hicieron picaresca, y que conecta en el siglo XX con autores como Jorge Ibargüengoitia, Augusto Monterroso, Daniel Sada o Juan Villoro. Esa es la tradición literaria que a mí me gustaría reinvindicar. Creo, además, que el lector mexicano sí está muy abierto al humor en la literatura, que al fin y al cabo conecta con nuestra manera de comportarnos cotidianamente, ese ejercicio permanente del albur, el chiste y la broma que hay en la sociedad mexicana.

—El humor dentro de la tragedia que vive el personaje principal funciona como escape para el lector, al grado que es imposible eludir el melodrama, la tragicomedia, ¿cuál es la apuesta al crear estas atmósferas donde te ríes de la tragedia del otro?

—Es algo que ya había hecho en mis anteriores novelas, en “Fiesta en la madriguera” intenté escribir una novela humorística con el tema de la violencia del narco, en “Si viviéramos en un lugar normal” se hace humor con la pobreza y la desigualdad y en “Te vendo un perro” con la memoria histórica y los desaparecidos. Esa es mi concepción de la literatura, que podría resumirse en una frase del filósofo alemán Theodor Adorno, que dice que “el arte avanzado escribe la comedia de lo trágico”. Escribir comedia con temas trágicos es lo que me interesa.

—“No voy a pedirle a nadie que me crea” es una novela donde el poder nunca se muestra pero está ahí, al grado que permea cualquier espacio de la novela, ¿era tu intención hacer una obra sobre el crimen organizado y su capacidad de corrupción?

—Sí, es una novela sobre tramas de corrupción transnacionales. Entre otras cosas, hay una novela negra dentro de “No voy a pedirle a nadie que me crea”. Una trama con criminales y políticos de diversas nacionalidades y cómo pueden controlar la vida de gente normal.

—Suena absurdo que una organización sea capaz de cambiar el tema de una tesis doctoral, sin embargo en la novela no lo es: ¿qué tanto de exageración hay en la obra?

—Mucho, por supuesto. Es una de las estrategias que utilizo con efectos cómicos. Siempre que escribo me pregunto “¿Qué pasaría si....?”. Y voy exagerando cada vez más la pregunta, cada vez más, hasta que encuentro una trama tan absurda que pueda alcanzar a reflejar la realidad absurda en la que vivimos.

—Hay un caudal de lecturas y obsesiones en los personajes, quizá reflejo de tus lecturas y obsesiones; ¿cuánto de tu trabajo doctoral está plasmado en la novela?

—Nunca terminé el doctorado, y la verdad es que en mis novelas he reciclado muchas de las lecturas y de los materiales que produje para la tesis. Lo que sucede es que eso es lo que siempre me ha interesado, y primero intenté estudiarlo desde un punto de vista académico, en el doctorado, y ahora he decidido hacerlo desde una perspectiva literaria, creativa.

—No hay un final feliz, ¿crees que ese sea el destino de las sociedades, como la mexicana, dominadas por el crimen?

—Creo que un final feliz hubiera sido hipócrita, además de poco realista, desgraciadamente. No puedo hablar mucho del final para no arruinarle la experiencia a los lectores, pero es verdad que en mis novelas siempre trato de ser fiel a la realidad mexicana y en nuestra realidad, hasta ahora, no hay finales felices. En el fondo soy un realista, yo suscribo lo que escribió Augusto Monterroso: “el humorismo es el realismo llevado a sus últimas consecuencias”.

—Escribes sobre Barcelona siendo un extranjero, ¿fue complicado, te sentiste seguro al ahondar en un sinfín de clichés y prejuicios de los catalanes?

—Fue un enorme desafío. Para poder escribir hay que apropiarse de un territorio no solo geográfico, sino también sentimental, y fue sólo después de vivir 10 años en Barcelona que me sentí seguro para hacerlo. Hay en toda mi literatura un juego con los clichés y los estereotipos, pero no me pongo límites: en “No voy a pedirle a nadie que me crea” hay burlas por igual sobre los mexicanos, argentinos, italianos, chinos, catalanes... Como toda la obra está salpicada por la parodia y el sarcasmo, la gente suele tomárselo bien.

—¿Qué te representa el unirte a una lista de mexicanos ganadores del Herralde?

—Un honor, sin duda. Es una lista en la que está Sergio Pitol, a quien he leído con muchísima admiración desde hace muchos años, y a quien hago un homenaje en “No voy a pedirle a nadie que me crea” (incluso aparece brevemente como personaje). Daniel Sada, que me parece el mejor escritor mexicano de los últimos 30 años. Juan Villoro, una gran referencia para quienes tratamos de abordar la realidad mexicana con humor. Y más recientemente Álvaro Enrigue y Guadalupe Nettel, también autores de una obra excelente que yo he leído con muchísimo interés.

—Si tuvieras que pedirle a alguien que te creyera algo sobre esta novela, qué sería.

—Que las cosas más inverosímiles, las más absurdas, son las verdaderas, las autobiográficas.


CRÉDITOS:

/ GSO
Mar-03 02:01 hrs

EL INFORMADOR valora la expresión libre de los usuarios en el sitio web y redes sociales del medio, pero aclara que la responsabilidad de los comentarios se atribuye a cada autor, al tiempo que exhorta a una comunicación respetuosa.

En caso de considerar que algún comentario no debería mostrarse por ofender a otras personas, instituciones, o ir contra la Ley, cualquier lector puede denunciarlo utilizando el botón de a la derecha de cada comentario.

PARA MOSTRAR LOS COMENTARIOS DE ESTA NOTA PULSA EN ESTE AVISO

Un día para compartir la lectura con Fernando del Paso

En su participación breve, de poco más de dos minutos, Fernando del Paso relató el cuento número 22. ESPECIAL / FIL GUADALAJARA

  • Letras. Plena celebración

Para celebrar el Día Mundial del Libro, nada mejor que un homenaje a Ignacio Padilla en viva voz del ganador del Premio Cervantes 2015

GUADALAJARA, JALISCO (24/ABR/2017).- La escena es ya conocida para los habitantes de la Zona Metropolitana de Guadalajara: una carpa para resguardarse del Sol, poblada en la mitad trasera por una serie de mesas pletóricas de libros, en la otra mitad filas de sillas con personas atendiendo a la lectura en voz alta. Uno tras otro, al frente los lectores dan nueva vida a las palabras en la página; en ocasiones con titubeos por los nervios de hallarse al frente de un centenar de personas, sí, pero siempre con la pasión compartida de la lectura, donde el escritor Fernando del Paso se hizo presente.

Se trata de la celebración del Día Mundial del Libro, un momento especial en el que la lectura vuelve a la oralidad.

Homenajeando el triple aniversario luctuoso de Garcilaso de la Vega, Miguel de Cervantes Saavedra y William Shakespeare, la UNESCO instauró en 1996 el 23 de abril como la fecha para promocionar la lectura. En Guadalajara, la Feria Internacional del Libro (FIL) comenzó en 2002 la tradición de la lectura en voz alta en espacios públicos. Juan José Arreola, Julio Cortázar, Mary Shelley y Jorge Luis Borges han sido algunos de los autores cuya obra ha sido festejada: el formato es el de lectura continua, con voluntarios que prestan su voz durante unos minutos para hilvanar los cuentos, novelas y poesía en una lectura polifónica.

Lo que arrancó en el Centro de Guadalajara pronto se mudó a la Rambla Cataluña, a un costado del Museo de las Artes de la Universidad de Guadalajara, frente al edificio administrativo de la máxima casa de estudios del estado. Por ser en domingo, esta edición en el 2017 atrajo también al público de la Vía RecreActiva, con ciclistas, corredores y paseantes que voltearon sus ojos a la actividad para redescubrir la literatura.

La presencia del rockstar de las letras

Los lectores que atendieron al llamado tuvieron un rango de edad desde la infancia hasta la tercera edad. Entre todos ellos, uno que llamó la atención fue el escritor Fernando del Paso, de 81 años de edad: el 23 de abril de 2016, Del Paso recibía en España el Premio Cervantes. El autor de “Noticias del Imperio” subió al estrado en su silla de ruedas, ataviado con un vistoso saco rosa. En su participación breve, de poco más de dos minutos, relató el cuento número 22. Con una entereza, al final agradeció los aplausos.

En una tradición que se cruza con los usos y costumbres de Cataluña, como la Rambla, la actividad cuenta con el obsequio de libros y rosas. Tras su participación, a cada lector que subía al estrado para entonar los cuentos del recientemente fallecido Ignacio Padilla, el equipo de la FIL le regalaba un ejemplar de “Inéditos y extraviados” (cortesía de la editorial Océano) y una flor roja (cortesía del Centro Universitario de Ciencias Biológicas y Agropecuarias de la UdeG).

El homenaje y cifras

Ignacio Padilla, autor originario de la Ciudad de México, fue amigo y colaborador de la FIL al coordinar el Encuentro Internacional de Cuentistas desde 2010, hasta su muerte sucedida en agosto pasado. Para honrar su memoria y talento en las letras, la feria decidió dedicar su lectura pública este 23 de abril a Padilla. La selección de cuál libro de este autor se leería fue por votación pública, donde también se incluyeron los títulos “Arte y olvido del terremoto” y “Los anacrónicos y otros cuentos”.

En el lugar se montó el ya también tradicional mercado de editores y librerías locales: la oferta incluyó libros usados, novedades de las casas editoriales locales y revistas universitarias (Luvina de la UdeG y Magis del ITESO, con ejemplares gratuitos de sus números pasados). Con los cuentos de Padilla como “música” de fondo, lectores y curiosos escudriñaron entre las mesas donde se colocaron centenares de libros a la venta. En el sitio se comercializaron desde ediciones económicas con un valor de 20 pesos hasta colecciones completas de libros con precios de más de mil pesos. Contiguo a los puestos, los organizadores colocaron el “Laboratorio de Cuentos”, con seis máquinas de escribir disponibles para los asistentes.

En total, en esta jornada dominical los tapatíos que compartieron la lectura en voz alta fueron casi medio millar (460). La actividad se replicará durante la semana que inicia, en más de 60 sedes del Sistema de Educación Media Superior de la UdeG.


CRÉDITOS:

EL INFORMADOR / JMMO
Hoy 00:15 hrs

EL INFORMADOR valora la expresión libre de los usuarios en el sitio web y redes sociales del medio, pero aclara que la responsabilidad de los comentarios se atribuye a cada autor, al tiempo que exhorta a una comunicación respetuosa.

En caso de considerar que algún comentario no debería mostrarse por ofender a otras personas, instituciones, o ir contra la Ley, cualquier lector puede denunciarlo utilizando el botón de a la derecha de cada comentario.

PARA MOSTRAR LOS COMENTARIOS DE ESTA NOTA PULSA EN ESTE AVISO

El nuevo hogar para los lectores

Inauguración. En Jalisco abre el primer Centro de Fomento a la Lectura en México. EL INFORMADOR / M. Vargas

  • Un espacio diferente para gozar de los libros

Inauguran el primer Centro Estatal de Fomento a la Lectura en nuestro país

GUADALAJARA, JALISCO (24/ABR/2017).- Producto de la colaboración de los tres niveles de gobierno, el primer Centro Estatal de Fomento a la Lectura en nuestro país se instaló en la ex Biblioteca José Cornejo Franco (Av. Francisco Javier Mina, núm. 2418), con áreas para la formación de profesionales en la promoción de la lectura, además de espacios destinados para talleres y cuentacuentos para los lectores que acudan a sus instalaciones. Carol Johnson será la directora.

En el interior del inmueble se habilitaron tres grandes salones para atender a los profesionales: de formación (con acervo especializado), del mediador y de usos múltiples. Del otro lado, el área para lectores comienza con una zona infantil. En otro de los extremos del centro se encuentra el área para la lectura, un lugar para la lectura digital y un auditorio para cuentacuentos.

Myriam Vachez, secretaria de Cultura estatal, destacó el proyecto como el primero de su clase no sólo en México, sino en todo Latinoamérica. Además, afirmó que Jalisco cuenta con el mayor número de formadores de lectura certificados. Antes de la inauguración del centro se realizó la entrega de reconocimientos a 200 promotores de lectura del segundo Diplomado en la Profesionalización para Mediadores de Lectura.

Jorge Gutiérrez Vázquez, subsecretario de Diversidad Cultural y Fomento a la Lectura de la Secretaría de Cultura federal, destacó la lectura como un bien cultural y una habilidad para la vida que nos permite reflexionar y pensarnos a nosotros mismos, además de pensar al otro y buscar el bien común. En el acervo de libros que tendrá el Centro Estatal de Fomento a la Lectura, comentó el subsecretario, habrá literatura infantil y juvenil, narrativa, historia y poesía.

Juan Vázquez Gama (titular de la Dirección General de Desarrollo Cultural y Artístico de Jalisco), afirmó que la promoción a la lectura no es sólo un tema del discurso, sino un tema prioritario en la política cultural. Por ello, dentro del centro estatal se buscó incluir una licenciatura enfocada en el fomento a la lectura, que tendrá a Teresa Orozco como coordinadora. “Se trata del primer programa académico a nivel licenciatura con dicha especialidad”, apuntó Vázquez Gama.

Susana Chávez Brandon, directora de Cultura del Ayuntamiento de Guadalajara, añadió que la complicidad por parte del municipio fue haber otorgado en comodato el inmueble. Para la directora de Cultura, la transformación podrá darle mayor alcance al proyecto.

Durante la inauguración, un ensamble orquestal de ECOS (Sistema de Educación Musical del Gobierno del Estado) interpretó música relativa a películas infantiles basados en libros, acompañados de un coro.

TOMA NOTA
Ubicación y horarios

El Centro Estatal de Fomento a la Lectura (Av. Francisco Javier Mina, núm. 2418) tendrá un horario de lunes a viernes de 8:00 a 16:00 horas.


CRÉDITOS:

EL INFORMADOR / JMMO
Hoy 00:16 hrs

EL INFORMADOR valora la expresión libre de los usuarios en el sitio web y redes sociales del medio, pero aclara que la responsabilidad de los comentarios se atribuye a cada autor, al tiempo que exhorta a una comunicación respetuosa.

En caso de considerar que algún comentario no debería mostrarse por ofender a otras personas, instituciones, o ir contra la Ley, cualquier lector puede denunciarlo utilizando el botón de a la derecha de cada comentario.

PARA MOSTRAR LOS COMENTARIOS DE ESTA NOTA PULSA EN ESTE AVISO

:: Multimedia

Fotogalerías
IzquierdaDerecha
Recrean la antigua Roma

Recrean la antigua Roma

Descubren momias en tumba faraónica de Egipto

Descubren momias en tumba faraónica de Egipto

Roban la mayor moneda de oro del mundo

Roban la mayor moneda de oro del mundo

Inicia exhibición de autos de colección

Inicia exhibición de autos de colección

Figuras de comunistas atraen por su hiperrealismo

Figuras de comunistas atraen por su hiperrealismo

Las Fallas, un ardiente Patrimonio de la Humanidad

Las Fallas, un ardiente Patrimonio de la Humanidad

El fotógrafo de 'La niña del napalm' se retira

El fotógrafo de 'La niña del napalm' se retira

Hallan estatuas de faraones en barrio de El Cairo

Hallan estatuas de faraones en barrio de El Cairo

Banksy abre hotel frente a muro israelí en Cisjordania

Banksy abre hotel frente a muro israelí en Cisjordania

Río de Janeiro vibra en el carnaval

Río de Janeiro vibra en el carnaval

Las vistosas máscaras de San Martín Tilcajete

Las vistosas máscaras de San Martín Tilcajete

Tres españoles ganan el premio Pritzker

Tres españoles ganan el premio Pritzker

Sao Paulo vive su carnaval

Sao Paulo vive su carnaval

Venecia se viste de carnaval

Venecia se viste de carnaval

Muere Dick Bruna, creador de la conejita 'Miffy'

Muere Dick Bruna, creador de la conejita 'Miffy'

Los ganadores del World Press Photo 2017

Los ganadores del World Press Photo 2017

Esculturas de hielo atraen a millones a ciudad japonesa

Esculturas de hielo atraen a millones a ciudad japonesa

Zona Maco despliega su arte en México

Zona Maco despliega su arte en México

'Vikingos' toman isla escocesa

'Vikingos' toman isla escocesa

Jardín de Xilitla, salido de los sueños de Edward James

Jardín de Xilitla, salido de los sueños de Edward James

Síguenos en redes sociales

  • Un día para compartir la lectura con Fernando del Paso
  • El nuevo hogar para los lectores