Guadalajara, Jalisco

Sábado, 29 de Abril de 2017

Actualizado: Hoy 18:13 hrs

31°

Síguenos:

Tapatíos en la mansión Rockefeller

Residencia. La casa Kykuit está construida en un terreno de mil 380 hectáreas, ubicado a unos 50 kilómetros al norte de Manhattan. ESPECIAL /

  • Promoción cultural. Experiencias únicas en restauración de obras de arte

Alumnos de la ECRO han realizado estancias profesionales en la casa de verano de los millonarios filántropos estadounidenses, donde trabajaron en la conservación de las piezas de su extensa colección de arte

GUADALAJARA, JALISCO (27/MAY/2013).- Cuando Gabriela Mora e Iván Quintero ingresaron a la Escuela de Conservación y Restauración de Occidente (ECRO) —hace seis y cinco años, respectivamente— nunca se imaginaron que antes de egresar habrían intervenido esculturas de artistas como Pablo Picasso. Y así fue, gracias a la colaboración que surgió en 2011 entre la institución ubicada en el barrio Analco y la Rockefeller Brothers Fund.

Todo comenzó por iniciativa del escultor hondureño Arnaldo Ugarte, quien trabaja como técnico de conservación en la casa Kykuit, propiedad de una de las familias más ricas e influyentes de Estados Unidos.

En el terreno de mil 380 hectáreas ubicado en el estado de Nueva York, a unos 50 kilómetros al norte de Manhattan, hay además de varias construcciones y extensos jardines, una de las más importantes colecciones privadas de arte, con obras de Picasso, Andy Warhol, Marc Chagall, Alexander Calder, Alberto Giacometti, Henry Moore, David Smith, entre otros reconocidos artistas.

Con la intención de beneficiar a estudiantes latinoamericanos, Ugarte se propuso establecer contacto con escuelas de conservación de la región, e invitar a sus alumnos a realizar estancias profesionales en la finca de los Rockefeller. Encontró primero la Escuela Nacional de Conservación, Restauración y Museografía (ENCRyM) de la Ciudad de México, y tiempo después la ECRO de Guadalajara, con la que se contactó a través de su director, Alejandro Canales Daroca.

La primera estudiante de la licenciatura en Restauración de Bienes Muebles de la ECRO en realizar una estadía de tres semanas, durante mayo de 2011, fue Gabriela Mora; al año siguiente le tocó a Diego Iván Quintero, y en los próximos días estará aterrizando allí Laura Hernández: todos ellos alumnos sobresalientes de sus respectivas generaciones, quienes fueron apoyados con los traslados aéreos por el Instituto Cultural Mexicano de Nueva York.  

Más de cien años de historia


En 1906, el fundador y presidente de la Standard Oil, John D. Rockefeller, y su único hijo, John Junior, comenzaron con la construcción de una casa de verano en un terreno elevado con vista panorámica al río Hudson. La mansión Kykuit, que en holandés significa “punto de observación”, fue construida en piedra con un estilo georgiano, y desde entonces fueron instaladas en sus jardines un conjunto de esculturas clásicas; entre ellas, una estatua de mármol de la diosa griega Afrodita.

Cuando murió el patriarca, en 1937, la propiedad pasó a manos de John Junior, que a su vez la heredó a sus cinco hijos varones. Entre ellos Nelson Rockefeller, quien además de haber sido gobernador del estado de Nueva York de 1959 a 1973, y vicepresidente de los Estados Unidos de 1974 a 1977, fue conocido por ser un destacado coleccionista de arte.

Las piezas de arte moderno que adquirió en vida se encuentran actualmente en esa propiedad: las esculturas distribuidas a lo largo y ancho de sus jardines —intercaladas con las de estilo clásico— y  los cuadros colgados en los dos niveles de sótanos de la casa Kykuit, ya que la decoración interior de la edificación principal de cuatro pisos, es acorde a la época en la que fue construida y aún conserva el mobiliario y los objetos de decoración originales. Entre ellos, muebles y tapices finos, piezas de cerámica china y europea, arte del siglo XIX y aparatos como teléfonos y telégrafos que, en su momento, eran lo más avanzado de la tecnología.

Buena parte de la hacienda conocida como Pocantico Hills, donde hay más de 70 casas, se convirtió en patrimonio de los Estados Unidos luego de la muerte de Nelson Rockefeller (1979), quien la cedió al National Trust for Historic Preservation (Fondo Nacional para la Preservación Nacional). Como resultado, la casa Kykuit y sus alrededores están abiertos a visitas guiadas del público desde 1994, mismas que están restringidas a los meses de verano y son operadas por la compañía Historic Hudson Valley.

Dichas visitas no incluyen las casas que todavía pertenecen y son habitadas por miembros de la familia Rockefeller, por ejemplo la Play House, a la que Iván Quintero le permitieron asomarse en un momento en que estaba desocupada, y con cuyas instalaciones quedó impresionado: una pista de boliche, dos canchas de tenis y dos albercas, una cancha de squash, gimnasio, cuarto de billar y numerosas habitaciones.  

El egresado de la ECRO contó que durante su estancia tuvo lugar en esa casa una fiesta familiar: “obviamente no nos pudimos acercar; siempre nos dijeron que fuéramos muy respetuosos de las zonas que habita la familia”; pero eso no les impidió escuchar la música y ver de lejos a las personas que iban llegando.

Conservación a la intemperie

La limpieza y conservación de algunas de las 90 esculturas emplazadas emplazadas en los jardines, fue el principal trabajo destinado a los estudiantes mexicanos. Particularmente las piezas de metal, a las que se aplicaron productos especiales para su protección en la intemperie.

Su localización representa el reto más importante desde el punto de vista de la conservación, explicó Gabriela Mora en entrevista telefónica desde San Luis Potosí (donde actualmente cursa la maestría en Geociencias Aplicadas). Sin embargo, el jardín era el lugar para el que las obras estaban destinadas cuando se adquirieron, y para Gabriela, fue particularmente interesante trabajar en una colección en la que el paisaje es tan importante como la pieza misma.  

“De muchas de estas piezas se hicieron reproducciones limitadas, y algunas están en el MoMA (Museo de Arte Moderno de Nueva York) o en otros museos”, contó Gaby, “pero es muy diferente la experiencia de verlas en una sala de museo —aunque tengan un excelente discurso museográfico— que verlas como parte de un paisaje. Es una experiencia muy diferente y muy enriquecedora poder vivir las esculturas en este contexto”.

Pero ni Gabriela ni Iván, en sus estancias respectivas, pudieron trabajar todos los días en los jardines debido a las constantes lluvias. Así que Arnaldo Ugarte y la curadora y encargada de la colección, Cynthia Altman, les encomendaron otro tipo de misiones. Por ejemplo, la limpieza e inventariado de la colección de sillas de montar y otros artículos de equitación que permanecen en un edificio conocido como el Coach Barn, donde también se encuentra la colección de automóviles y antiguas carrozas.

Ese edificio es parte de las visitas guiadas que comienzan a partir de mayo y terminan en noviembre, y que según Iván Quintero, están integradas casi siempre por gente mayor. El egresado de la ECRO, que actualmente trabaja como investigador auxiliar en el Colegio de Michoacán, contó que la empresa encargada de los recorridos recoge varios grupos al día en la capilla del poblado más cercano, Sleepy Hollow, célebre por el relato de Washington Irving cuyo protagonista es el Jinete sin cabeza.

Invitados de lujo


Incluso la casa en la que fueron hospedados los estudiantes de la ECRO y la ENCRyM, localizada al interior del terreno, fue concebida originalmente como una obra de arte, pues se trata de un diseño del arquitecto húngaro Marcel Breuer, que fue realizado en 1948 para inaugurar la serie de exhibiciones del MoMA, House in the Museum Garden. La idea era mostrar modelos de vivienda de postguerra en el jardín del recinto, y el primer artista invitado fue el arquitecto egresado de la Bauhaus y uno de los principales exponentes del Movimiento Moderno.

Para ayudar a cubrir el costo de la exhibición, los Rockefeller compraron la casa que de otra manera hubiera sido desmontada, y la reconstruyeron en su finca en 1950.

“Es chiquita, pero como fue diseñada por uno de los arquitectos que impulsó la arquitectura funcional, todo está en su lugar”, contó Iván Quintero. Y “lo más interesante es que todo lo que está ahí —los muebles, la vajilla, la estufa, el refrigerador— es de los años cuarenta, y todo funciona”. Con esos mismos utensilios, los estudiantes se cocinaban sus propios alimentos luego de hacer las compras necesarias en Sleepy Hollow, y también en el pueblo tomaban los trenes cada fin de semana, para visitar Manhattan en su tiempo libre.   

Como parte de la experiencia, Gabriela e Iván fueron llevados a conocer el departamento de conservación del Metropolitan Museum of Art, en Manhattan, así como la colección de arte del grupo PepsiCo, que también cuenta con varias esculturas dispuestas en jardines en las afueras de la ciudad. En ambos casos, no sólo fueron oportunidades de contemplar piezas muy valiosas para los casi egresados, sino también de hablar con sus colegas sobre metodologías de conservación.

El director de la ECRO, Alejandro Canales Daroca, sabe que la colaboración entre la Rockefeller Brothers Fund y la institución que él dirige, es una oportunidad única para los alumnos, ya que no tan fácilmente se puede tener acceso a colecciones como la que permanece en Pocantico Hills.

Por eso, la idea es profundizar los lazos con los curadores, e incluso invitarlos a dar alguna conferencia en Guadalajara, para seguir fomentando los intercambios profesionales en la materia.

CRÉDITOS:

EL INFORMADOR / HJ
Mayo-27 00:20 hrs

EL INFORMADOR valora la expresión libre de los usuarios en el sitio web y redes sociales del medio, pero aclara que la responsabilidad de los comentarios se atribuye a cada autor, al tiempo que exhorta a una comunicación respetuosa.

En caso de considerar que algún comentario no debería mostrarse por ofender a otras personas, instituciones, o ir contra la Ley, cualquier lector puede denunciarlo utilizando el botón de a la derecha de cada comentario.

PARA MOSTRAR LOS COMENTARIOS DE ESTA NOTA PULSA EN ESTE AVISO

Los globos tomarán el cielo de Jalisco

En el festival se espera la visita de turismo local y foráneo. NTX / ARCHIVO

  • El festival inicia el 5 de mayo

Se realizará el Primer Festival Internacional del Globo en Guadalajara; la sede es Cajititlán

GUADALAJARA, JALISCO (29/ABR/2017).- Guadalajara celebrará su primera edición del Festival Internacional del Globo GDL Air del 5 al 7 de mayo. Gustavo Staufert, director de la Oficina de Visitantes y Convenciones de Guadalajara (OFVC), comentó que fueron varios años de trabajo para lograr tener una réplica del festival que organizan los mismos promotores en Guanajuato. Eduardo Herrera, director general de GDL Air, mencionó que la derrama económica de la edición en el vecino estado asciende a 650 millones de pesos. Además, su estudio de mercado indica que el 35 por ciento de los asistentes al festival en León son originarios de Jalisco, de allí la intención de traer el festival.

Herrera detalló que la inversión es de 15 millones, con el apoyo de autoridades del estado y del municipio en la logística de seguridad. Staufert agregó que por parte de la OFVC apoyó a través de su fideicomiso de turismo, con presencia con un zepelín que volará con la insignia de la institución y del Gobierno del Estado. Ofelia Medina, directora de Grandes Eventos del Gobierno del Estado y encargada de la logística, comentó que se estima que acudan unas 50 mil personas en el fin de semana.
 
Para el titular de la Secretaría de Turismo de Jalisco, Enrique Ramos, la proyección de crecimiento del festival es mucha a mediano plazo (tres o cuatro años), también con expectativas de visitantes foráneos a la zona metropolitana de Guadalajara.

Música para volar

En el terreno sobrevolarán cincuenta globos aerostáticos, de los cuales diez cuentan con figuras especiales. También volará un par de zepelín. Las puertas abrirán a las 6:00 horas el viernes y 6:30 sábado y domingo. El inflado y vuelo de globos se realizará a las 7:30 el primer día y a las 6:30 el resto.

Otra opción para los asistentes será el área de camping (250 por persona, por día). Los interesados pueden llegar y montar sus casas de campaña después de las 16:00 y antes de las 21:00 horas. La salida al día siguiente es antes del mediodía.

A la par de observar cómo emprenden el vuelo los globos, los organizadores han preparado más espectáculos: la Fuerza Armada participará con su orquesta, el viernes 5 de mayo estará el grupo Molotov, el sábado la cantante Carla Morrison y el domingo Rayito Colombiano. Previo a los espectáculos musicales, los globos volverán a ser protagonistas con el concepto de “noche mágica”, en el que se encenderán los globos (20:00 horas). Las presentaciones de los grupos estelares están programadas a las 21:00 horas.

ASISTE
¡Vuela!

Primer Festival Internacional del Globo GDL Air del 5 al 7 de mayo, en el Rancho El Atorón, en Cajititlán (carretera Chapala-Cajititlán, km 4). Apertura de puertas: 6:00 horas (5 de mayo), 6:30 horas (6 y 7 de mayo). 100 pesos por persona, de venta en I-Tickets (www.itickets.com.mx) y Botas los Potrillos.


CRÉDITOS:

EL INFORMADOR / JMMO
Hoy 00:14 hrs

EL INFORMADOR valora la expresión libre de los usuarios en el sitio web y redes sociales del medio, pero aclara que la responsabilidad de los comentarios se atribuye a cada autor, al tiempo que exhorta a una comunicación respetuosa.

En caso de considerar que algún comentario no debería mostrarse por ofender a otras personas, instituciones, o ir contra la Ley, cualquier lector puede denunciarlo utilizando el botón de a la derecha de cada comentario.

PARA MOSTRAR LOS COMENTARIOS DE ESTA NOTA PULSA EN ESTE AVISO

El luto viste a la literatura mexicana

La narrativa de López Páez no se expandió entre los lectores masivos como debería. EL INFORMADOR / J. López

  • El escritor tiene más de veinte títulos publicados

El narrador veracruzano Jorge López Páez, Premio Nacional de Ciencias y Artes 2008 en el área de lingüística y literatura, falleció a los 94 años de edad

CIUDAD DE MÉXICO (29/ABR/2017).- Con 94 años, el escritor mexicano Jorge López Páez falleció el día de ayer. Prolífico como muy pocos, nació en Huatusco, Veracruz, y se hizo acreedor al máximo galardón que otorga la Presidencia de la República, el Premio Nacional de Ciencias y Artes en 2008, en el área de lingüística y literatura, en cuya entrega se dijo que era “considerado como uno de los grandes narradores mexicanos”. También el Xavier Villaurrutia en 1993 por su novela “Los cerros azules” y al año siguiente el Premio Internacional de cuento La palabra y el hombre por “Lolita toca ese vals”.

López Páez, que en noviembre cumpliría 95 años, se licenció en Derecho por la Universidad Nacional Autónoma de México; además de que realizó estudios en la Facultad de Filosofía y Letras. Fue durante muchos años coordinador de talleres literarios y colaborador de Cuadernos Americanos, El Nacional, Humanismo, Mercurio (Perú), México en la Cultura, Novedades y Prometeus. Después de graduarse regresó a su alma máter como profesor durante más de 30 años.

Fue becario del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes en 1989 y de la Fundación Simón Guggenheim en 1983-1984 y miembro del Sistema Nacional de Creadores de Arte desde 1994; como creador emérito desde 1999. Tiene más de veinte títulos publicados, entre ellos: “Hacia el amargo mar” (1965), “Mi hermano Carlos” (1965), “La Costa” (1980), “Silenciosa Sirena” (1989), “Ana Bermejo” (1996) y” Mi padre general” (2004), y seis libros de cuento: “El que espera” (1950), “De Jalisco las tapatías” (1999) y “El Nuevo Embajador” (2004).

El cineasta Jaime Humberto Hermosillo se basó en el cuento homónimo de López Páez para llevar a la pantalla grande “Doña Herlinda y su hijo”, que se estrenó con éxito en diversos festivales internacionales.

Los restos del escritor serán velados en la Funeraria García López, ubicada en la calle General Prim de la colonia Juárez, en la Ciudad de México, según trascendió el día de ayer.

SABER MÁS
Adiós al integrante del “Medio Siglo”

El anuncio del fallecimiento de Jorge López Páez fue anunciado por el Fondo de Cultura Económica por medio de la red social Twitter. Vendría después una cascada de despedidas en todas las plataformas de comunicación. José Carreño, director de la editorial nacional, escribió que lamentaba “profundamente la muerte de Jorge López Páez, destacado autor del FCE. Un abrazo a sus familiares y amigos”.

Mientras que Héctor de Mauleón, periodista y narrador, destacó la importancia de López Páez como parte de una generación en la que destacaron Vicente Leñero, Inés Arredondo, Rosario Castellanos y Carlos Fuentes, por mencionar algunos; y de la que sobreviven Amparo Dávila, Gabriel Zaid y Sergio Pitol.

Único pero poco leído

A pesar de su prolífica carrera y su excepcional trayectoria en el ámbito académico, la narrativa de López Páez no se expandió entre los lectores masivos como debería. Sin embargo, la crítica literaria siempre se mostró elogiosa con su forma de narrar: “La escritura de Jorge López Páez corresponde a su curiosidad. Es poco lo que escapa de su mirada alerta, rápida, juguetona, sabia y corrosiva. Tales atributos convienen a una prosa que recurrentemente ha sido juzgada como incorrecta o acaso demasiado descuidada a veces. No interesa de veras el asunto: quien ha leído sólo así su obra, la ha leído mal, con torpeza o con excesivos prejuicios. Sí hay que considerar en cambio que en aquella presunta incorrección reside un atributo consustancial de esta escritura”, mencionó Juan José Reyes en un artículo publicado en Letras Libres.

Y sugiere los motivos por los que su obra no conoció los grandes tirajes: “Aquí estaría (además de en la falta de voluntad de arrimarse a los guetos) la causa eficiente de aquella marginalidad del autor. López Páez, en efecto, no escribe para darle gusto a nadie, en el sentido de que busque ventajas o reconocimientos de algún tipo o se adhiera a modas. Trabaja en cambio y sin duda para darse gusto y para alegría de un grupo de lectores buenos. Su mirada ha ido a muy diversos mundos, como puede verse en la antología”.


CRÉDITOS:

EL INFORMADOR / JMMO
Hoy 00:12 hrs

EL INFORMADOR valora la expresión libre de los usuarios en el sitio web y redes sociales del medio, pero aclara que la responsabilidad de los comentarios se atribuye a cada autor, al tiempo que exhorta a una comunicación respetuosa.

En caso de considerar que algún comentario no debería mostrarse por ofender a otras personas, instituciones, o ir contra la Ley, cualquier lector puede denunciarlo utilizando el botón de a la derecha de cada comentario.

PARA MOSTRAR LOS COMENTARIOS DE ESTA NOTA PULSA EN ESTE AVISO

Neruda fue un hombre hipócrita, extraño y sensible: Hagar Peeters

  • La pequeña murió a los ocho años de hidrocefalia

La poetisa holandesa narra en su primera novela la historia de Malva, la hija oculta del poeta

BOGOTÁ, COLOMBIA (29/ABR/2017).- En su primera novela la poetisa holandesa Hagar Peeters cuenta la historia de Malva, la hija ocultada por el poeta chileno Pablo Neruda, a quien cataloga como un hombre "hipócrita y extraño, pero también sensible" tras conocer la relación que mantuvo con la niña y las razones por las que nunca la reconoció en público.

"Al escribir esta novela pude conocer a Neruda como un hombre más completo, pues para mí era un héroe perfecto. Ahí comprendí que la humanidad no es así, porque todos somos humanos y tenemos un lado imperfecto", dijo Peeters, una de las mejores poetas holandesas de su generación, en una entrevista con Efe en Bogotá, donde participa en la XXX Feria Internacional del Libro (Filbo).

"Malva", narra la historia de la hija que tuvo Neruda (1904-1973) con la holandesa María Antonieta Hagenaar "Maruca" y la única que tuvo en sus 69 años de vida el Nobel de Literatura de 1971.

Nacida en 1934 en Madrid y fallecida ocho años después en Holanda a causa de una hidrocefalia, Malva Marina fue mantenida en el anonimato por su padre, quien no podía soportar el hecho de tener una hija enferma que dejara su éxito profesional en un segundo plano.

"Neruda sabía que criar a un hijo enfermo no era fácil, y además comprendió que Malva le quitaría la atención y respeto que su éxito como poeta le había otorgado", señaló Peeters.

La poeta, nacida en 1972 en Amsterdam, descubrió la historia de Malva durante un viaje a Chile hace 10 años, pues todo el mundo hablaba de ella debido a que, justo un año antes, la tumba de la pequeña había sido encontrada en un pequeño cementerio holandés.

Según Peeters, Neruda sentía un gran desprecio por la pequeña, como refleja una de las cartas que enviaba a sus amantes en la que describió brevemente a su hija.

"Es un ser extremadamente ridículo, una especie de punto y coma, una vampiresa de tres kilos", señala el pasaje de la carta de Neruda, que evidenciaba la frialdad con la que describía a su hija, cuya enfermedad le hacía gracia en vez de darle lástima.
 
"La llamaba punto y coma por su hidrocefalia, pues ese signo de puntuación representaba su cabeza y su cuerpo", agregó.

La forma en la que Neruda habló de su hija inspiró a Peeters para darle al personaje no solo una voz que reprochara el abandono de su padre sino otra que intentara comprender la razón por la que nunca intentó conectar con ella ni experimentar el cariño paterno.

"Para mí era importante crear la voz de un personaje que pudiera entender a su padre y que quisiera saber quién era y lo que pensaba, pero a la vez buscaba resaltar esa rabia que sienten los niños cuando su padre no les presta atención. Esos dos aspectos cumplieron un objetivo claro: darle humanidad a Malva", afirmó Peeters a Efe.

La poetisa confesó que, en un primer momento, quiso escribir la historia de Malva en clave de poesía, pero no funcionó debido a la complejidad del personaje.

Según relata, logró identificarse con Malva debido a la relación que mantuvo con su propio padre, el periodista Herman Vuijsje, en sus primeros once años de vida, época en la que este nunca estuvo presente debido a sus viajes por Latinoamérica.

"Viajaba mucho para retratar la pobreza en Latinoamérica, cosa que también hacia Neruda. Esa fue la razón por la que lo consideré un héroe: porque quería dar voz a la gente sin voz", subrayó.

A partir de ahí, la poetisa descubrió "la hipocresía" de Neruda, pero también "aprendió a comprenderlo", pues entendió la dificultad que le supuso tener contacto con una niña que iba a morir pronto.

"Fue ahí cuando comprendí que Neruda también era un ser humano, pues descubrí que, al igual que todos, tenía miedo a relacionarse con alguien moribundo. Ese sentimiento lo dominó por completo y no le dejó relacionarse con su hija como lo hacía con los pobres a los que daba voz en sus poemas", concluyó.


CRÉDITOS:

EFE / JMMO
Hoy 05:38 hrs

EL INFORMADOR valora la expresión libre de los usuarios en el sitio web y redes sociales del medio, pero aclara que la responsabilidad de los comentarios se atribuye a cada autor, al tiempo que exhorta a una comunicación respetuosa.

En caso de considerar que algún comentario no debería mostrarse por ofender a otras personas, instituciones, o ir contra la Ley, cualquier lector puede denunciarlo utilizando el botón de a la derecha de cada comentario.

PARA MOSTRAR LOS COMENTARIOS DE ESTA NOTA PULSA EN ESTE AVISO

:: Multimedia

Fotogalerías
IzquierdaDerecha
Nuevos hallazgos en antigua ciudad fundada por Herodes

Nuevos hallazgos en antigua ciudad fundada por Herodes

Despiden a un árbol de 600 años en EU

Despiden a un árbol de 600 años en EU

Recrean la antigua Roma

Recrean la antigua Roma

Descubren momias en tumba faraónica de Egipto

Descubren momias en tumba faraónica de Egipto

Roban la mayor moneda de oro del mundo

Roban la mayor moneda de oro del mundo

Inicia exhibición de autos de colección

Inicia exhibición de autos de colección

Figuras de comunistas atraen por su hiperrealismo

Figuras de comunistas atraen por su hiperrealismo

Las Fallas, un ardiente Patrimonio de la Humanidad

Las Fallas, un ardiente Patrimonio de la Humanidad

El fotógrafo de 'La niña del napalm' se retira

El fotógrafo de 'La niña del napalm' se retira

Hallan estatuas de faraones en barrio de El Cairo

Hallan estatuas de faraones en barrio de El Cairo

Banksy abre hotel frente a muro israelí en Cisjordania

Banksy abre hotel frente a muro israelí en Cisjordania

Río de Janeiro vibra en el carnaval

Río de Janeiro vibra en el carnaval

Las vistosas máscaras de San Martín Tilcajete

Las vistosas máscaras de San Martín Tilcajete

Tres españoles ganan el premio Pritzker

Tres españoles ganan el premio Pritzker

Sao Paulo vive su carnaval

Sao Paulo vive su carnaval

Venecia se viste de carnaval

Venecia se viste de carnaval

Muere Dick Bruna, creador de la conejita 'Miffy'

Muere Dick Bruna, creador de la conejita 'Miffy'

Los ganadores del World Press Photo 2017

Los ganadores del World Press Photo 2017

Esculturas de hielo atraen a millones a ciudad japonesa

Esculturas de hielo atraen a millones a ciudad japonesa

Zona Maco despliega su arte en México

Zona Maco despliega su arte en México

Síguenos en redes sociales

  • Los globos tomarán el cielo de Jalisco
  • El luto viste a la literatura mexicana
  • Neruda fue un hombre hipócrita, extraño y sensible: Hagar Peeters