Guadalajara, Jalisco

Sábado, 20 de Diciembre de 2014

Actualizado: Hoy 21:59 hrs

18°

Hebras para sacar versos

Síguenos en:

Judith Satán, publicó ''Suturas y Des---costuras'' en 2012 en co-edición entre La Rueda Cartonera, de Sergio Fong y ediciones El Viaje EL INFORMADOR /

  • De jóvenes poetas
  • Además de ser psicóloga de formación, Judith Satán es costurera y poeta textil, nunca ha estudiado letras, pero es una de las creadoras de su generación más reconocidas

GUADALAJARA, JALISCO (19/MAR/2013).- Su nombre es Mayra Judith Rodríguez Rico, pero todos la conocen como Judith Satán. El mote surgió en uno de sus performances de poesía en voz alta titulado Los Versos Mortales, y aunque al principio fue un juego entre amigos, muchos la empezaron a llamar así.

Siendo hija de costurera, Judith creció rodeada de telas y máquinas de coser. Desde muy joven aprendió el oficio y pronto comenzó a trabajar en la maquila de ropa para diferentes marcas, hasta que un día se cansó y decidió emprender su propio proyecto.

Judith (Guadalajara, 1982) sabía que quería seguir explorando la creación textil pero alejada del mundo de la moda, al que consideraba un tanto superficial.  Fue entonces que comenzó a acercarse a la poesía.

Hilos y letras

“Mi encuentro con la poesía empezó con mi proyecto textil, en 2008. Le quería poner poemas a la ropa y a las bolsas que hacía, así que dije: ‘pues me voy a poner a escribir’. Empecé a ir a talleres con Neri Tello, invitada por dos amigos muy queridos que conocí en la facultad de psicología. Ahí empecé a conocer cada vez más escritores y les pedía sus textos para publicarlos en la ropa.

Texturas

“En este proceso he ido descubriendo la relación entre la creación literaria y la creación textil. El tema de las texturas se puede trasladar a la tela, a la voz, a la escritura. Muchas veces utilizo metáforas del trabajo de la costurera, de la mujer, de la construcción de la mujer y del cuerpo. De ahí tomo imágenes, palabras, contextos y trato de hacer poemas con eso.

Suturas y des---costuras

“Mi libro se llama Suturas y Des---costuras (noviembre, 2012), y fue una co-edición entre La Rueda Cartonera, de Sergio Fong, y ediciones El Viaje, de Marco Antonio Gabriel. Las portadas están hechas en máquina de coser y todas son diferentes. Hicimos en total 100 libros; tienen algunas páginas de tela y están cosidos a mano por dentro.

Vivir de la poesía

“Con esto de la ropa y las bolsas, los poemas se han vuelto rentables, lo que muchas veces no sucede con un libro. Tengo una amiga que las vende en el D.F., yo las vendo aquí con amigos, o en el Malasangre, cuando hago presentaciones en voz alta. Utilizo mis poemas pero también los de otros autores como Ángel Ortuño, Neri Tello, Raúl Bañuelos, Nalleli Sánchez, Sergio Núñez, Miguel Así Sin Apellidos, y otros más de Tijuana.

De becas y “extituciones”

“Hasta ahora he creído más en el ambiente “extitucional” que en el institucional, y en el trabajo de auto-gestión. Yo sé que es difícil solamente escribir, pero siento que si tengo la oportunidad de sustentarme a través de las otras actividades que realizo, tengo que aprovecharlo. No me gusta la idea de darle cuentas al sistema  sobre un proyecto de escritura. Siempre he tratado de mantenerme al margen tanto de créditos bancarios, como de compras en grandes tiendas y también de las becas e instituciones.

La construcción del conocimiento

“Nunca he estudiado formalmente letras, ni he estado en un diplomado; siempre he aprendido en talleres con los amigos. Pienso que así se da la construcción del conocimiento: a partir del contacto con otros que también escriben y que leen, y que te recomiendan libros o que te los prestan. Te dan a leer sus textos y vas aprendiendo a dar tu opinión acerca de lo que lees.

Hacer sonar el poema


“Me gusta mucho la voz y que la poesía llegue a otros a partir del oído. Desde que estaba en la secundaria participé mucho en concursos de oratoria y me empecé a clavar con la sonoridad y la lectura en voz alta. Ahora que empecé con la poesía también quise reunirlo con el teatro y el performance, porque se me da. Creo que la poesía puede tener un montón de soportes, y mis soportes son las telas, la voz y el cuerpo, que tiene que ver con el performance y el teatro al mismo tiempo.

Extender el alcance de la poesía

“A mí siempre me ha gustado mucho la onda de la calle. Estuve trabajando con los de Moviletras en el Tren Ligero, llevando la poesía a los vagones. Porque siempre he pensado que esto tiene que salir más allá del ámbito de los que escriben. Luego hacen sus presentaciones de libros pero van puras personas que escriben, mientras que la mayoría de la gente sólo escribe para hacer la lista del mandado. A mí me gusta la idea de llegar a ellos, porque aparte tienen una sensibilidad más natural, no tan estudiada, más abierta.

La primera presentación de mi libro fue en la calle, en la Feria del Libro municipal, y estuvo muy bien porque se acercó  un montón de gente, gente de a pie.

Más lenta para leer novelas

“Me gusta leer de todo, pero de un tiempo para acá leo más poesía, porque no aprendes más que leyendo. Para las novelas soy un poco más lenta, y también me gusta mucho leer artículos científicos de sociología, antropología, psicología y psicoanálisis. Estuve leyendo mucho de género, por ejemplo, y luego escribí poemas sobre la manera en que se construyen las mujeres y en específico yo.

Escribir poesía ¿para qué?

“Escribo primero como una necesidad psíquica y también por trabajar en ello. Sí me veo siguiendo una línea de trabajo constante para seguir publicando y tratando de crear proyectos que sigan vinculando las telas, el performance, el psicoanálisis, la psicología social.

Poema

I


Coso bastillas
cuellos perfectos
entretelas endurecidas
en el enmohecido olor de tu cuello.
Hija: cosíamos a caricias tu cerebro
suturas de entereza
articulaciones conectándose
inversa sinapsis
sinapsis inversa
sin ap in ver
asrev sispanis
sinapsis versa sin ver
sin a
versa sin ti
versa in
Yo siempre cosiendo
tú siempre jugando
a ser el hilo que sostiene entre sus dedos la existencia:
al mundo
mi mundo he visto desmoronarse/deconstruirse
he tejido los hilos con que tú jugabas texturienta
soñando a ser
tu erasereserasereseraseres la caricia la textura de los versos.
Yo siempre cosiendo el deseo de los otros
y descosiendo en cada puntada el vestido de las letras
El c(d)olor de las propias manos
el tejido:
la sinapsis de la propia tela.



CRÉDITOS:

EL INFORMADOR / HJ
Mar-19 00:23 hrs

:: Multimedia

Fotogalerías
IzquierdaDerecha
Exposición celebra 100 años del hallazgo del Templo Mayor

Exposición celebra 100 años del hallazgo del Templo Mayor

Alebrijes toman las calles del Distrito Federal

Alebrijes toman las calles del Distrito Federal

Las Olimpiadas de los masái

Las Olimpiadas de los masái

Entregan los Nobel 2014

Entregan los Nobel 2014

Bienvenido Reino Unido

Bienvenido Reino Unido

Octava jornada de la FIL

Octava jornada de la FIL

Yuya en la FIL

Yuya en la FIL

La venta nocturna en la FIL

La venta nocturna en la FIL

Séptima jornada de la FIL

Séptima jornada de la FIL

Los mejores stands de FIL

Los mejores stands de FIL

Sexta jornada de la FIL

Sexta jornada de la FIL

Quinta jornada de la FIL 2014

Quinta jornada de la FIL 2014

Cuarta jornada de la FIL 2014

Cuarta jornada de la FIL 2014

Tercera jornada de la FIL 2014

Tercera jornada de la FIL 2014

Segunda jornada de la FIL 2014

Segunda jornada de la FIL 2014

Archivo personal de García Márquez descansará en Texas

Archivo personal de García Márquez descansará en Texas

Obama entrega Medalla de la Libertad

Obama entrega Medalla de la Libertad

Amapolas en Torre de Londres atraen a millones

Amapolas en Torre de Londres atraen a millones

Miles de globos iluminan el antiguo Muro de Berlín

Miles de globos iluminan el antiguo Muro de Berlín

Catrinas de paseo y récord

Catrinas de paseo y récord

Pregunta de Cultura

¿Estarías de acuerdo con una acción judicial contra Greenpeace por los daños a las Líneas de Nasca en Perú?