Guadalajara, Jalisco

Domingo, 11 de Diciembre de 2016

Actualizado: Hoy 03:18 hrs

10°

Síguenos:

Será ''Sor Juana digital'' un homenaje a la Décima musa

Sor Juana Inés de la Cruz destacó como una de las figuras literarias más importantes del periodo barroco. ARCHIVO

  • Recordarán a la escritora mexicana a 317 años de su muerte

Once artistas participan en el montaje que da cuenta de la vigencia de la obra de la monja jerónima

CIUDAD DE MÉXICO (16/ABR/2012).- El Museo del Centro Cultural Sor Juana Inés de la Cruz, en el municipio de Tepetlixpa, Estado de México, exhibirá a partir de mañana la exposición "Sor Juana digital", en ocasión del 317 aniversario luctuoso de la llamada Décima musa.

Organizada por Fundación Summa de Talentos y Arte Mexicano para Coleccionar, la muestra está conformada por 22 infografías que permiten apreciar los diferentes estilos de 11 artistas invitados a participar en la creación y el montaje.

Los artistas cambiaron los pinceles, carbones y pigmentos, por tecnologías digitales que se emplearon para exponer los colores y las formas del pixel.

La muestra conjuga lo tradicional y lo contemporáneo, a través de metáforas visuales, en una iconografía de la "Décima Musa Mexicana" que evidencia la vigencia de su pensamiento y obra, según sus organizadores.

Juana Inés de Asbaje y Ramírez de Santillana, mejor conocida como Sor Juan Inés de la Cruz, nació en San Miguel Nepantla el 12 de noviembre de 1651, fue una dramaturga, poeta y religiosa mexicana que destacó como una de las figuras literarias más importantes del periodo barroco.

Creció principalmente entre las haciendas de Nepantla y Panoaya junto a su abuelo materno. Su prodigioso talento la hizo destacar desde pequeña, aprendiendo a leer y a escribir a los tres años y redactando su primera loa al Santísimo Sacramento en 1657.

De acuerdo con datos de la Universidad del Claustro de Sor Juana, la joven pudo haberse trasladado a la Ciudad de México a los 15 años.

Llegó a casa de su tía María y aprendió labores domésticas, así como sus primeras lecciones de latín, a cargo de Martín Olivas.

Tiempo después ingresó a la Corte Virreinal en 1665 y un año después, el 14 de agosto, ingresó al convento de San José de Carmelitas Descalzas, abandonándolo en noviembre de ese mismo año.

En 1668 ingresó al convento de San Jerónimo como novicia y un año después profesó como religiosa en este convento.

Para 1680 la vida de la moja jerónima adquirió fama, ya que compuso el Arco Triunfal de Neptuno, alegórico de los virreyes recién llegados a México, los Marqueses de la Laguna.

A partir de ese momento la fama y madurez la van alcanzando, además de que recibió apoyo económico para sus proyectos personales y conventuales.

La buena relación que tuvo con la corte le permitió escribir y publicar parte de su obra, siendo la mayoría publicada en Madrid, en un volumen conocido como "La inundación Castálida", en 1669.

Este volumen incluye poemas que dieron a conocer a Sor Juana más que como una monja, como la poeta de la vida, del amor y los requiebros de los desamores, ganándose epítetos como "Fénix de México".

Además de su poesía, Juana escribió las obras de teatro "Los empeños de una casa" y "Amor es más laberinto", y los textos sacramentales "El cetro de José", "El mártir del Sacramento, San Hermenegildo" y "El divino Narciso".

De acuerdo con sus biógrafos, Sor Juana prefirió el convento al matrimonio, no obstante su escasa vocación religiosa, debido a que así pudo seguir gozando de sus aficiones intelectuales, que de otra manera vería irremediablemente interrumpidas.

"Vivir sola... no tener ocupación alguna obligatoria que embarazase, la libertad de mi estudio, ni rumor de comunidad que impidiese el sosegado silencio de mis libros", escribió Juana.

La celda que ocupó en el convento se convirtió, de acuerdo con el portal "biografías y vidas", en el punto de reunión de poetas e intelectuales como Carlos de Sigüenza y Góngora.

Además, también llevó allí experimentos científicos, logró reunir una basta biblioteca, compuso obras musicales y escribió una obra extensa que abarca diferentes géneros, desde la poesía y el teatro, hasta ensayos filosóficos y estudios musicales.

En 1690 la Décima musa escribió la "Carta Atenagórica", en la cual replicó acerca de las finezas de Cristo, lo cual le costó un regaño y duras aseveraciones acerca de su vida religiosa.

Recibió críticas y comentarios referentes a su quehacer literario que le decían que debía dejar, como las del obispo de Puebla Manuel Fernández de la Cruz, quien reconoció el talento de Sor Juana, pero recomendó que se dedicara a la vida monástica, cumpliendo con su condición de monja y que dejara la reflexión de la teología a los hombres, como era natural.

Esta crítica del obispo afectó de manera profunda a Juana, por lo cual vendió su biblioteca y todo cuanto poseía y destinó las ganancias a la caridad, consagrando su vida a la religión.

Sor Juana Inés ratificó sus votos religiosos y un año después,  el 17 de abril de 1695, muere como consecuencia de la típica enfermedad epidémica de la época, el tifus.

Fue sepultada en el coro bajo la iglesia del templo de San Jerónimo, actualmente ex templo de San Jerónimo de la Universidad del Claustro de Sor Juana.

Fue una mujer que poseía un insaciable deseo de entender todo a su alrededor y tenía la firme convicción del derecho de la mujer a participar plenamente en la investigación académica, a la educación y a la destreza intelectual. En 1700 se publican en Madrid sus obras póstumas.

CRÉDITOS:

NTX / LCS
Abr-16 13:19 hrs

EL INFORMADOR valora la expresión libre de los usuarios en el sitio web y redes sociales del medio, pero aclara que la responsabilidad de los comentarios se atribuye a cada autor, al tiempo que exhorta a una comunicación respetuosa.

En caso de considerar que algún comentario no debería mostrarse por ofender a otras personas, instituciones, o ir contra la Ley, cualquier lector puede denunciarlo utilizando el botón de a la derecha de cada comentario.

PARA MOSTRAR LOS COMENTARIOS DE ESTA NOTA PULSA EN ESTE AVISO

:: Multimedia

Fotogalerías
IzquierdaDerecha
Despiden a Rafael Tovar y de Teresa

Despiden a Rafael Tovar y de Teresa

Lyon despliega su espectáculo de luces entre más seguridad

Lyon despliega su espectáculo de luces entre más seguridad

 La escena 'indie' de los libros

La escena 'indie' de los libros

Así se vive la FIL 2016

Así se vive la FIL 2016

Las identidades de la FIL en 30 años

Las identidades de la FIL en 30 años

 Además de libros, qué más comprar en la FIL

Además de libros, qué más comprar en la FIL

Personalidades inauguran y recorren la FIL 30

Personalidades inauguran y recorren la FIL 30

Alistan la Expo Guadalajara para la fiesta de los libros

Alistan la Expo Guadalajara para la fiesta de los libros

Inicia el montaje de la FIL 30

Inicia el montaje de la FIL 30

Descubren entierro en sitio arqueológico en Copán

Descubren entierro en sitio arqueológico en Copán

Presentan el 'Bosque Encantado de Luz'

Presentan el 'Bosque Encantado de Luz'

Globos aerostáticos vuelven a surcar el cielo de León

Globos aerostáticos vuelven a surcar el cielo de León

Fuerte viento frustra despegue de globos

Fuerte viento frustra despegue de globos

El FILUX ilumina la Ciudad de México

El FILUX ilumina la Ciudad de México

El muro Tijuana-San Diego, espacio pintado de hermandad

El muro Tijuana-San Diego, espacio pintado de hermandad

Arqueólogos mexicanos laboran en proyecto en Israel

Arqueólogos mexicanos laboran en proyecto en Israel

Así se celebra el Día de Todos los Santos en el mundo

Así se celebra el Día de Todos los Santos en el mundo

Pernoctan en castillo de Drácula por primera vez en 70 años

Pernoctan en castillo de Drácula por primera vez en 70 años

Abren por primera vez la tumba de Jesús

Abren por primera vez la tumba de Jesús

Wiltshire, el autista que dibuja México con memoria fotográfica

Wiltshire, el autista que dibuja México con memoria fotográfica