Guadalajara, Jalisco

Domingo, 25 de Junio de 2017

Actualizado: Hoy 17:24 hrs

28°

Síguenos:

Temas Importantes: Venezuela | Tapatío | OEA | Pasaporte | Espionaje | Donald Trump

La huella del porfiriato en la arquitectura

La época de mayor esplendor de construcciones influenciadas por corrientes europeas fue de 1895 a 1905

Un estilo ecléctico, destaca en la arquitectura del porfiriato. J.LÓPEZ

  • Entre el romanticismo y el modernismo

La época de mayor esplendor de construcciones influenciadas por corrientes europeas fue de 1895 a 1905

GUADALAJARA, JALISCO (12/SEP/2010).-La arquitectura en México reflejó durante el periodo porfirista (1876-1911) un estilo ecléctico, la permanencia de esquemas y gustos académicos provenientes de escuelas de bellas artes de Europa, influenciadas principalmente por el romanticismo y el modernismo.

Dichos esquemas influyeron durante el neoclásico la necesidad y el deseo de buena parte de la sociedad por el revival, y al mismo tiempo su interés por integrarse a la modernidad del art nouveau, junto con el deseo nacionalista basado en la interpretación y el renacimiento prehispánico. Lo anterior retrata claramente el desarrollo y evolución de una sociedad que con gusto se sometía a la dictadura de Díaz a cambio del progreso.

“El porfiriato abarcó tres décadas de modernización en México. También en este periodo proliferó el arte y la cultura. La arquitectura no fue la excepción, porque hubo gran influencia europea en México que afectó a las edificaciones de esta época, lo que se refleja en distintos estilos, como el noveau, el barroco o el neoclásico, que le daban cierta originalidad que se distinguía del estilo tradicionalista del país”, explica Juan López García, investigador del Centro Universitario de Arte, Arquitectura y Diseño (CUAAD) de la Universidad de Guadalajara (UdeG).

Dos de los arquitectos a los que Porfirio Díaz confió algunas obras en la Ciudad de México fueron Émile Benard, quien construyó el Palacio Legislativo y el Monumento a la Revolución; y Silvio Contri, autor del Senado de la República y del Museo Nacional.

“Esto demuestra que todo marchaba bien para la clase pudiente, porque el resto del país estaba en crisis, había revueltas, se respiraba inconformidad en el aire y el campo estaba muerto. Mientras que la burguesía se regocijaba en estas construcciones que pretendían pintar a un México moderno, el país vivía profundas desigualdades”, afirma el académico universitario.

Diez años de esplendor

Entre 1895 y 1905 la actividad constructiva se acrecentó haciendo evidentes los profundos y favorables cambios que se producían en el hábitat de la burguesía mexicana, así como los edificios institucionales y privados, en contraste con el empeoramiento de las viviendas de las clases bajas. “Si bien el régimen porfirista intentó dar un gran esplendor a la capital del país con infraestructura necesaria para la gran urbe, en los barrios bajos y zonas viejas del Centro de la ciudad proliferaba el hacinamiento, la miseria y la insalubridad de las viviendas”, agrega García López.

Las mansiones señoriales y nobiliarias de la época virreinal habían perdido para mucha gente el valor que había dado fama a la capital un siglo atrás. “Las calificaban de severas y tristes, por lo que las familias que habitaban estas fincas se desplazaron hacia las nuevas colonias que ofrecían la posibilidad de una vida más moderna”.

En ese periodo, la aristocracia y el Gobierno encabezado por Porfirio Díaz emprendieron la edificación de grandes y monumentales construcciones: refinadas residencias, villas y chalets, lujosas tiendas, cafés, restaurantes y teatros, e imponentes almacenes y bancos.

El inminente ingreso de extranjeros al país debido a las concesiones otorgadas a empresas de otros países, trajo como consecuencia inmediata la construcción de gran número de viviendas para albergarlos. A los nuevos barrios se les llamó “colonias”, porque en ellas vivían tanto la alta burguesía mexicana, como algunos ingleses, franceses, italianos y norteamericanos.

En Guadalajara, muchas colonias como Lafayette, Americana, Moderna y Arcos Vallarta, “poseían amplias avenidas y banquetas arboladas que permitían pasear a la sombra y admirar, al mismo tiempo, hermosos jardines y residencias de diversos estilos que comenzaban a dar a la ciudad un carácter de modernidad y que la colocaba a la altura de algunas ciudades europeas”, señala el investigador de la UdeG.

Fueron varias las razones que determinaron la creación arquitectónica de este periodo: la influencia de los nuevos estilos que imperaban en Europa a principios del siglo y que en México fueron interpretados como símbolo de status, distinción y modernidad; el cambio en la economía del país y la aparente estabilidad política y social, así como la introducción de nuevas y revolucionarias técnicas de construcción.

La influencia europea en Guadalajara

Algunos edificios que se construyeron en la capital jalisciense durante el porfiriato y que toman en cuenta la influencia europea del momento son: El Templo Expiatorio, El Quiosco Plaza de Armas y El Monumento a la Independencia.

Templo Expiatorio

La construcción del Expiatorio dio inicio debido a un comisión devota al Santísimo Sacramento que mandó construir un templo hecho por el arquitecto italiano que había traído Porfirio Díaz para que construyera el Palacio de Bellas Artes, Adamo Boari.

La primera piedra se colocó el 15 de agosto de 1897 y para el año de 1911 se había terminado la estructura principal y las columnas interiores. Sin embargo, debido a la Revolución Mexicana se interrumpió la construcción. En 1924 encargaron a Luis Ugarte que terminara el edificio, y posteriormente Ignacio Díaz Morales tuvo la oportunidad de continuar la edificación hasta su conclusión en 1972.

El Expiatorio está conformado en casi su totalidad de piedra tallada, con un estilo similar al de la Edad Media. Todo el estilo arquitectónico es neogótico y los aspectos más admirables son los vitrales hechos por Jaques y Gerard Degusseau, y el reloj de cuatro caras traído de Alemania.
Ubicación: Avenida Enrique Díaz de León y López Cotilla. Zona Centro.

Quiosco de la Plaza de Armas

El quiosco de la Plaza de Armas se trajo de Francia para conmemorar el Centenario de la Independencia de México. El estilo que conserva es art nouveau muy representativo de la época. En las columnas que lo sostienen se representa a las musas tocando un instrumento diferente, el techo está hecho de diversas maderas finas, las cuales le dan una peculiar resonancia y acústica. En las esquinas de la plaza se encuentran 4 esculturas grecolatinas que representan las estaciones del año.

Ubicación: Calle Corona, entre Morelos y Pedro Moreno. Centro Histórico.

Monumento a la Independencia

Por mandato de Porfirio Díaz y con la misión de conmemorar el Centenario de la Independencia, se construyó el Monumento a la Independencia. La obra estuvo a cargo de Alberto Robles Gil y de Eulalio González del Campo.

La estructura tiene bastante semejanza al Ángel de la Independencia de la Ciudad de Méixco, ya que contiene el mismo mensaje. En la cima de la columna también se representa la victoria alada y conserva los elementos de la representación de la historia, con Hidalgo a la izquierda y la Patria, a su derecha. En la parte trasera de la escultura resalta un león con un águila sobre su cabeza sujetando una cadena rota que simboliza la abolición de la esclavitud.

Ubicación: Calzada Independencia y Avenida LaPaz. Zona Centro.

CRÉDITOS: EL INFORMADOR / AOC Sep-12 02:17 hrs

EL INFORMADOR valora la expresión libre de los usuarios en el sitio web y redes sociales del medio, pero aclara que la responsabilidad de los comentarios se atribuye a cada autor, al tiempo que exhorta a una comunicación respetuosa.

En caso de considerar que algún comentario no debería mostrarse por ofender a otras personas, instituciones, o ir contra la Ley, cualquier lector puede denunciarlo utilizando el botón de a la derecha de cada comentario.

PARA MOSTRAR LOS COMENTARIOS DE ESTA NOTA PULSA EN ESTE AVISO

J.K. Rowling, mágica creadora que encantó al mundo

  • La autora tiene 820 millones de dólares, de acuerdo a la estadística de los más ricos del Sunday Times

Harry Potter se ha traducido a 79 idiomas y adaptado en ocho películas, y en una producción teatral en Londres

LONDRES, INGLATERRA (25/JUNIO/2017).- Creadora de un imperio que deslumbró al mundo, J.K. Rowling sobrevivió a las adversidades para convertirse en una escritora juvenil de fama mundial.

Más de una década después de que se publicara la primera de las siete novelas de Harry Potter, Rowling contó a una multitud de graduados de la Universidad de Harvard el fracaso "a escala épica" que fue su vida en una época.

"Un matrimonio excepcionalmente efímero había estallado, estaba desempleada, era una madre sola, y tan pobre como es posible serlo en el Reino Unido, aunque sin carecer de un techo", dijo en aquel discurso en junio de 2008.

Veinte años después de la aparición de "Harry Potter y la piedra filosofal", que inspiró a una generación de jóvenes lectores -y a sus padres-, es difícil imaginar a Rowling antes de su célebre carrera literaria.

Pero su prolongada dedicación a las causas benéficas es un eco de los días duros de esta autora que se licenció en francés y lenguas clásicas por la Universidad de Exeter y acabó necesitando ayudas sociales del Estado mientras los editores le rechazaban una y otra vez su manuscrito.

Los libros de Harry Potter se han traducido a 79 idiomas y convertido en 8 películas, y en una producción teatral en Londres que estrenará en Nueva York el próximo año.

Rowling tiene una fortuna estimada de 650 millones de libras (740 millones de euros, 820 millones de dólares), según la lista de los más ricos del Sunday Times. Tal riqueza le debía parecer inconcebible a comienzos de los noventa, cuando trabajó como profesora de inglés en la ciudad portuguesa de Oporto.

Pasaba su tiempo libre escribiendo borradores del cuento mágico, pero en 1993 se separó de su marido y dejó el país con su hija de cuatro meses de edad.

Rowling continuó trabajando en Harry Potter en Edimburgo, en una vieja silla de roble en su vivienda social o en el café The Elephant House, que hoy es visitado por miles y miles de admiradores. Tal es el gancho de la propia historia de la autora, que la vieja silla en la que se sentaba se vendió por 394 mil dólares en una subasta en Nueva York el año pasado.

Imagina mejor                

Después de haber estado escribiendo libros desde los 6 años -su primera incursión es una historia sobre un conejo- Rowling, hoy de 51, no muestra signos de desfallecer.

Coescribió la obra de teatro "Harry Potter y el niño maldito" junto al director John Tiffany, que muestra al niño mago como un padre adulto de tres hijos.

Su debut como guionista llegó en 2016 con "Animales fantásticos y dónde encontrarlos", una adaptación de su libro de 2001 sobre criaturas mágicas.

Rowling sigue siendo una figura pública mayoritariamente venerada en el Reino Unido aunque también hay quienes la detestan por su oposición a la independencia de Escocia o al Brexit.

En 2012 participó en la inauguración de los Juegos Olímpicos de Londres 2012, con la lectura de un fragmento de "Peter Pan", de J.M. Barrie. Ese mismo año fue condecorada por la reina Isabel II de Inglaterra.

Rowling es además paladín de las causas sociales. "No necesitamos magia para cambiar el mundo, ya tenemos dentro nuestro todo el poder que necesitamos, del poder de imaginar mejor", dijo en 2008.


CRÉDITOS: AFP / MLAM Hoy 09:20 hrs

EL INFORMADOR valora la expresión libre de los usuarios en el sitio web y redes sociales del medio, pero aclara que la responsabilidad de los comentarios se atribuye a cada autor, al tiempo que exhorta a una comunicación respetuosa.

En caso de considerar que algún comentario no debería mostrarse por ofender a otras personas, instituciones, o ir contra la Ley, cualquier lector puede denunciarlo utilizando el botón de a la derecha de cada comentario.

PARA MOSTRAR LOS COMENTARIOS DE ESTA NOTA PULSA EN ESTE AVISO

:: Multimedia

Fotogalerías
IzquierdaDerecha
Estado Islámico destruye patrimonio icónico de Mosul

Estado Islámico destruye patrimonio icónico de Mosul

Dan la bienvenida al solsticio de verano

Dan la bienvenida al solsticio de verano

Hallan colección de objetos nazis en Argentina

Hallan colección de objetos nazis en Argentina

Entregan Premio Jalisco 2017

Entregan Premio Jalisco 2017

El 'Partenón de los libros', obra monumental contra la censura

El 'Partenón de los libros', obra monumental contra la censura

Tlajomulco se pinta de arte urbano

Tlajomulco se pinta de arte urbano

Bañan de rojo a la Sirenita de Copenhague

Bañan de rojo a la Sirenita de Copenhague

Hallan 17 momias en una necrópolis subterránea en El Cairo

Hallan 17 momias en una necrópolis subterránea en El Cairo

Inicia el festival del globo GDL Air

Inicia el festival del globo GDL Air

Manos prehistóricas en cuevas: en busca de sus secretos

Manos prehistóricas en cuevas: en busca de sus secretos

Nuevos hallazgos en antigua ciudad fundada por Herodes

Nuevos hallazgos en antigua ciudad fundada por Herodes

Despiden a un árbol de 600 años en EU

Despiden a un árbol de 600 años en EU

Recrean la antigua Roma

Recrean la antigua Roma

Descubren momias en tumba faraónica de Egipto

Descubren momias en tumba faraónica de Egipto

Roban la mayor moneda de oro del mundo

Roban la mayor moneda de oro del mundo

Inicia exhibición de autos de colección

Inicia exhibición de autos de colección

Figuras de comunistas atraen por su hiperrealismo

Figuras de comunistas atraen por su hiperrealismo

Las Fallas, un ardiente Patrimonio de la Humanidad

Las Fallas, un ardiente Patrimonio de la Humanidad

El fotógrafo de 'La niña del napalm' se retira

El fotógrafo de 'La niña del napalm' se retira

Hallan estatuas de faraones en barrio de El Cairo

Hallan estatuas de faraones en barrio de El Cairo

Síguenos en redes sociales

  • J.K. Rowling, mágica creadora que encantó al mundo