Guadalajara, Jalisco

Martes, 30 de Agosto de 2016

Actualizado: Hoy 13:57 hrs

24°

Síguenos:

Crean antología con imágenes y textos de Juan Rulfo

  • Juan Rulfo es uno de los escritores mexicanos más destacados

La edición cuenta con portadas de diversas traducciones y con un diccionario purepecha

MÉXICO (15/MAY/2010).- Una suerte de caleidoscopio, mediante el cual se permite desmitificar al autor de 'Pedro Páramo' y 'El llano en llamas', es la antología 'Juan Rulfo, otras miradas', que reúne textos e imágenes sobre el escritor jalisciense nacido el 16 de mayo de 1917.  

Coeditado por la Secretaría de Cultura del Estado de Michoacán, Juan Pablos editores y la Fundación Juan Rulfo, el libro fue coordinado por Julio Moguer, Víctor Jiménez y Jorge Zepeda, quienes realizaron una amplia investigación que los llevó a crear una obra imprescindible para conocer al autor nacional.  

En la publicación destaca la reproducción de medio centenar de portadas, a todo color, de algunas traducciones que se han realizado de la obra de Rulfo alrededor del mundo, además de un amplio diccionario elaborado por el narrador con algunas traducciones del idioma purépecha al español.  

Juan Rulfo fue admirado y reconocido por escritores universales; de una personalidad tímida, ensimismada; reacio a las entrevistas, y en las que dio, fue parco en su hablar.  

Rulfo, quien sin duda es el escritor mexicano más apreciado en el orbe y cuya obra ha sido traducida a muchos idiomas (aproximadamente 50), vio la primera luz en Apulco, una localidad cercana a San Gabriel, Jalisco, aunque fue registrado en la ciudad de Sayula, por lo que muchas biografías, fechan aquí su nacimiento.  

Antes de obtener el reconocimiento mundial por su, escasa, obra literaria, el escritor contemporáneo y paisano de Juan José Arreola -otro grande de la literatura nacional- tuvo que desempeñar varios oficios y trabajos, tales como vendedor en una empresa llantera u oficinista en la Secretaría de Gobernación y en el Instituto Nacional Indigenista (INI).  

Bautizado con el nombre completo de Juan Nepomuceno Carlos Pérez Rulfo Vizcaíno, el autor de "El llano en llamas" y "Pedro Páramo" fue hijo de Juan Nepomuceno Pérez Rulfo y María Vizcaíno Arias, quienes contrajeron nupcias el 31 de enero de 1914.  

Su familia, compuesta también por sus hermanos Severiano, el mayor, y Francisco y Eva, se estableció en 1919 en San Gabriel, donde cuatro años después sería asesinado su padre.  

Estudiante de primaria en la escuela de las monjas Josefinas, muy pequeño Juan emprendió sus primeras lecturas en la biblioteca que un cura de nombre Irineo Monroy había depositado en la casa de su madre en 1926.  

Cuando cumplió 10 años fue enviado por su madre, junto con su hermano Severiano, a un internado de la capital del estado de Jalisco para continuar sus estudios. A finales de ese 1927 falleció su madre.  

Después de abandonar el internado, en 1932, el joven Juan Nepomuceno intentó ingresar a la preparatoria de la Universidad de Guadalajara, pero como la institución estaba en huelga, al año siguiente continuó sus estudios en un seminario e hizo un viaje a la capital del país. Para 1936 hizo el intento de estudiar Derecho y de ingresar a la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). No lo consiguió, aunque acudió a clases como oyente.  

Por esas fechas el también autor de las obras llevadas al cine "El gallo de Oro" y "La fórmula secreta", y quien habría de crear todo un particular estilo de narrar, entró a trabajar a la Secretaría de Gobernación, donde conoció al escritor Efrén Hernández.  

A partir de ese momento se sabe de la actividad literaria de Rulfo, que es seguida muy de cerca por Hernández, quien en 1940 llevó a la revista "Romance", dirigida por Juan Rejano, algunos fragmentos de la novela del jalisciense, "El hijo del desaliento", que no se publicaron, y de la cual sólo se conoce el fragmento que lleva por título "Un pedazo de noche".  

Luego de realizar algunos viajes por el país, Rulfo regresó en 1941 a Guadalajara, donde se estableció y colaboró, junto con Efrén Hernández, en la revista "América", de la Ciudad de México.  

Esto ocurrió en 1943 y al año siguiente escribió el cuento "La vida no es muy seria en sus cosas", el cual, se puede decir, marcó el inicio de su producción. Esta narración fue publicada dos años más tarde en la revista mencionada.  

También en 1945, en la revista "Pan" de Guadalajara, publicó los cuentos "Nos han dado la tierra" y "Macario", que en fecha posterior habrían de formar parte del libro "El llano en llamas".  

Al año siguiente regresó a la Ciudad de México para entrar a trabajar en las oficinas de la empresa Goodrich Euskadi, desde donde publicó su cuento "Macario", de nuevo en "América".  

De acuerdo con una carta que envió a su novia Clara Aparicio, un editor rechazó en 1947 su cuento "Es que somos muy pobres" con el argumento de que es "subido de color". A su futura esposa también le confesó que intentaba escribir "algo" que se llamaría "Una estrella junto a la luna", que se convertiría después en la reconocida novela "Pedro Páramo".  

Pese al rechazo del editor, en ese año el cuento es publicado en la revista "América".  

En sus cartas a Clara, Rulfo habla de sus actividades como fotógrafo aficionado, de sus viajes seguidos a los volcanes cercanos a la Ciudad de México y de su intento de trabajar en la industria del cine.  

Asimismo, de sus compras de libros y de su asistencia a conciertos sinfónicos, al ballet y al cine.  

Un mes antes de cumplir los 31 años, Rulfo se casó con Clara Aparicio y es en ese mismo 1948 cuando se publicó su cuento "La cuesta de las comadres", del cual semanas antes fueron leídos algunos fragmentos por la radio.  

A finales de ese año empezó a viajar por el país como vendedor de la empresa Goodrich Euskadi, lo que según se sabe aprovechó para sacar algunas placas fotográficas, actividad en la cual también tuvo una gran sensibilidad el inmortal escritor mexicano.  

De esta actividad fue también la citada revista la que publicó sus primeras imágenes, en 1949. Al año siguiente se comentó que Rulfo preparaba un artículo, con fotografías suyas, sobre el Castillo de Teayo, en la zona arqueológica veracruzana.  

El trabajo fotográfico de Rulfo, a diferencia de su obra literaria publicada, fue amplio y de ello es muestra la guía "Caminos de México", que fue ilustrada con placas suyas. En fechas posteriores aparecieron trabajos semejantes de su autoría.  

Pero el autor tapatío siguió con su pasión, la literatura, y en los años siguientes continuó con la publicación de sus trabajos: los cuentos "Talpa", "El llano en llamas" (1950) y "Diles que no me maten" (1951).  

De 1952 a 1953 cubrió su primer periodo como becario del Centro Mexicano de Escritores y del 53 al 54 el segundo. Su primera obra publicada en forma de libro fue en el Fondo de Cultura Económica (FCE), casa editorial bajo la cual en 1953 apareció "El llano en llamas", con 15 cuentos.  

El volúmen fue incrementado en su edición de 1970 con los cuentos "La herencia de Matilde Arcángel" y "El día del derrumbe", aparecidos en revistas en 1955, el primero con algunos cambios respecto a su primera aparición.  

A mediados de 1954, Rulfo entregó al Centro Mexicano de Escritores una copia mecanográfica, con unas pocas correcciones a mano, de la novela que en ese momento llevaba el título de "Los murmullos", y que en entrega posterior al FCE cambiaría por el de "Pedro Páramo".  

Pasajes de este su trabajo de más largo aliento habrían de aparecer ese mismo año en las revistas "Letras patrias", "Revista de la Universidad" y "Dintel", y no fue sino hasta 1955 cuando fue publicada íntegra por el FCE.  

Un par de años después, Rulfo recibió el Premio Xavier Villaurrutia -en su primera edición- por este libro, que a partir de entonces fue traducido a diferentes idiomas, siendo el primero el alemán.  

Para 1959, mientras trabajaba en la Comisión del Papaloapan, realizó junto a Antonio Reynoso el cortometraje "El despojo", filmado en el estado de Hidalgo.  

Al año siguiente se trasladó con su familia a Guadalajara, donde trabajó en una empresa de televisión y preparó un libro sobre la conquista de Jalisco, pero en 1962 regresó a la Ciudad de México, donde comenzó a trabajar en el Instituto Nacional Indigenista (INI).  

En 1964 fue estrenada la película "El gallo de oro", dirigida por Roberto Gavaldón, basada en una historia escrita por Rulfo, y también fue filmada "La fórmula secreta", dirigida por Rubén Gómez con un texto del mismo autor.  

El primer reconocimiento nacional de su labor lo obtuvo en 1970, cuando recibió el Premio Nacional de Literatura, y una década después fue sujeto de un Homenaje Nacional en la Sala Principal del Palacio de Bellas Artes, de la Ciudad de México.  

Como parte de ésta, en el mismo inmueble fue inaugurada una exposición con su obra fotográfica y presentado el libro-catálogo de la misma. De igual forma, fue publicado "El gallo de oro".  

Rulfo falleció el 7 de enero de 1986, no sin antes ser publicado su libro de fotografías "Inframundo" (1981) y recibir en 1983 el Premio Príncipe de Asturias. 

CRÉDITOS:

NTX / YFT
Mayo-15 13:51 hrs

EL INFORMADOR valora la expresión libre de los usuarios en el sitio web y redes sociales del medio, pero aclara que la responsabilidad de los comentarios se atribuye a cada autor, al tiempo que exhorta a una comunicación respetuosa.

En caso de considerar que algún comentario no debería mostrarse por ofender a otras personas, instituciones, o ir contra la Ley, cualquier lector puede denunciarlo utilizando el botón de a la derecha de cada comentario.

PARA MOSTRAR LOS COMENTARIOS DE ESTA NOTA PULSA EN ESTE AVISO

Enrique Norten diseña biblioteca para la era digital en Nueva York

Enrique Norten ha logrado importantes premios en su labor como arquitecto y desde hace años despacha en la ciudad de Nueva York. EL INFORMADOR /

  • Arquitectura. El espacio ofrece además 68 computadoras y wi-fi

El lugar, dotado con anfiteatro, una pantalla gigante y ventanales de piso a techo que la conectan con el espacio exterior, es considerado como único en su tipo

ESTADOS UNIDOS (30/AGO/2016).- El arquitecto mexicano Enrique Norten con el diseño de la biblioteca de la calle 53, en la zona media de Manhattan, Nueva York, creó un recinto que constituye un replanteamiento profundo sobre la función que debe cumplir un centro cultural del siglo XXI en la era digital.

Inaugurada a finales de junio, la biblioteca dotada con un espacioso anfiteatro, una pantalla gigante y ventanales de piso a techo que la conectan con el espacio exterior, es considerada como única en su tipo en Nueva York.

Diseñada por el despacho de Norten, Ten Arquitectos, el centro que reemplazó a la biblioteca Donnell “no recordará a ninguna otra biblioteca pública de la ciudad”, de acuerdo con el diario The New York Times.

“Se discute en muchas instituciones cuál es el futuro de las bibliotecas, si van a seguir con libros y cómo será su relación con el entorno. Para nosotros eran importantes esos criterios para proponer una biblioteca del futuro en una ciudad tan importante e intensa como Nueva York”, dijo Norten.

En entrevista, Norten explicó que el espacio en sí mismo significaba un reto. En un lote ocupado por el sólido edificio de cuatro plantas de la Donnell ahora se alzan una torre de departamentos y un hotel; en los tres pisos en el subsuelo se encuentra la nueva biblioteca.

“La intención, y espero haberlo logrado, era crear una continuidad con el espacio público de la calle, y crear una nueva imagen de una biblioteca como algo transparente y permeable, y no como una fachada cerrada que intimide y delimite”, aseguró.

SABER MÁS
La oferta de la biblioteca

Aunque cuenta con menos libros, dvd’s y cd’s que la Donnell, la nueva biblioteca obtiene cualquier título de la extensa red de bibliotecas públicas de Nueva York en un plazo de 24 horas. Ofrece además 68 computadoras, la mayoría portátiles, y wi-fi de alta velocidad.

“Llegamos a la conclusión de que para garantizar que las bibliotecas sigan existiendo no sólo deben ser un depósito de objetos sino un lugar de encuentro de la comunidad y de intercambio de información”, asentó el arquitecto.


CRÉDITOS:

EL INFORMADOR / JMMO
Hoy 00:15 hrs

EL INFORMADOR valora la expresión libre de los usuarios en el sitio web y redes sociales del medio, pero aclara que la responsabilidad de los comentarios se atribuye a cada autor, al tiempo que exhorta a una comunicación respetuosa.

En caso de considerar que algún comentario no debería mostrarse por ofender a otras personas, instituciones, o ir contra la Ley, cualquier lector puede denunciarlo utilizando el botón de a la derecha de cada comentario.

PARA MOSTRAR LOS COMENTARIOS DE ESTA NOTA PULSA EN ESTE AVISO

Llenan de libros el Agua Azul

  • Texto. Disfruta de un mundo de lectura

La Biblioteca Pública del Estado reabre su sede, con 60 mil ejemplares en su acervo

GUADALAJARA, JALISCO (30/AGO/2016).- Las bibliotecas públicas cumplen un rol relevante en la sociedad para la construcción y mantenimiento del tejido social; por ello es importante que en la ciudad de Guadalajara se establezcan varios espacios para que tanto niños, adolescentes, adultos y personas de la tercera edad tengan acceso a la información y al conocimiento a través del préstamo de libros, revistas, videos, entre otros recursos de estudio.

Ayer se llevó a cabo la reapertura de la Biblioteca Pública del Estado de Jalisco “Sede Agua Azul”, la cual contará con sesenta mil ejemplares de acervo contemporáneo y 45 equipos de cómputo (aproximadamente) puestos a disposición de los usuarios de manera gratuita. “Esta zona de la ciudad (Agua Azul) requiere más bibliotecas. Hemos tenido visitas de escolares, y pues nos teníamos que desplazar al centro de la ciudad a la biblioteca Iberoamericana o a la biblioteca que está por el Ejército, pero en esta zona (Agua Azul) no había una, entonces con los recursos que nos había proporcionado el programa ‘Dona Libros’ más los que hemos ido adquiriendo, más unas donaciones ahorita tenemos ejemplares suficientes para iniciar la biblioteca con la posibilidad de llegar a tener 100 o hasta 120 mil volúmenes con propósito a resolver las necesidades de la zona”, explicó Juan Manuel Durán Juárez, director de la biblioteca pública del Estado de Jalisco.

La biblioteca estará abierta de lunes a viernes de las 8:00 horas a las 16:00 horas, enfocada en estudiantes de primaria, secundaria y bachillerato, así como para alumnos del Sistema del Adulto Mayor (SUAM).

Tonatiuh Bravo Padilla, rector general de la Universidad de Guadalajara, expuso durante el evento de reapertura que la red universitaria está en función a la integridad e inclusión de la sociedad. Apuntó que “nada es más placentero para la universidad que el sistema incluyente que es justamente la comprensión de las funciones sustantivas que abarcan a todo el mayor número de grupos y núcleos sociales (...)Por eso se busca también constituir un espacio de oportunidad para los adultos mayores para complementar sus competencias y educación”.

LO QUE DEBES SABER
Estaría bien conectada

En la Biblioteca Pública del Estado de Jalisco sede Agua Azul se podrá tener acceso a las bases de datos de la biblioteca virtual de la Universidad de Guadalajara con cerca de 40 millones de libros de textos completos, además del acceso a la base histórica de la Biblioteca Pública del Estado de Jalisco Juan José Arreola sede Belenes. 


CRÉDITOS:

EL INFORMADOR / JMMO
Hoy 00:15 hrs

EL INFORMADOR valora la expresión libre de los usuarios en el sitio web y redes sociales del medio, pero aclara que la responsabilidad de los comentarios se atribuye a cada autor, al tiempo que exhorta a una comunicación respetuosa.

En caso de considerar que algún comentario no debería mostrarse por ofender a otras personas, instituciones, o ir contra la Ley, cualquier lector puede denunciarlo utilizando el botón de a la derecha de cada comentario.

PARA MOSTRAR LOS COMENTARIOS DE ESTA NOTA PULSA EN ESTE AVISO

Norman Manea: la palabra contra la censura

Norman Manea recibirá homenajes en la inauguración de la FIL, además del premio que lo acredita como ganador. EFE /

  • Literatura. El escritor mezcla historia con humor

El Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances se entregará por primera vez a un rumano

GUADALAJARA, JALISCO (30/AGO/2016).- El Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances extiende sus fronteras en la edición 2016, al reconocer la obra del autor rumano Norman Manea. El escritor nacido en 1936 es el primer rumano que recibe este galardón.

Tonatiuh Bravo Padilla, rector general de la Universidad de Guadalajara, resaltó el premio como una iniciativa para reconocer a los escritores vivos que escriben en lenguas romances. Desde 1991, la entrega se lleva a cabo durante la inauguración de la Feria Internacional del Libro (FIL), como acto estelar. Raúl Padilla López, presidente del Patronato de la Feria Internacional del Libro, apuntó que en este 2016 se recibieron 54 candidaturas de autores de seis lenguas distintas, para el premio dotado con 150 mil dólares estadounidenses.

El jurado, que eligió a Norman Manea, fue encabezao por Mercedes Monmany y contó con Alberto Manguel y Ottmar Ette en español, Joao Cezar de Castro Rocha y Jerónimo Pizarro en portugués, Louis Chevaillier en italiano, Philippe Daros en francés. Mercedes Monmany procedió a leer el acta, que da cuenta del fallo unánime para nombrar a Norman Manea como el receptor del premio.

El acta del jurado señala al arquetipo del judío errante como una constante en sus obras; ante ello, Manea señaló que vivimos tiempos de grandes migraciones, donde cualquier ciudadano es errante, en un “exilio global”, apuntó.

La literatura de Norman Manea refleja también los momentos históricos que vivió, al haber sido ciudadano durante la dictadura comunista. Manea comentó que si bien hubo otras dictaduras en su país antes de la comunista, ésta se enfocó en la censura como un método para acallar a la oposición: “Una censura general, en todo lugar, perpetua”. Al respecto de tener que someter una obra a la opinión del censor, aseguró: “Se convirtió en una pesadilla, no sabíamos con quién hablar para que se aprobara una obra”, ante lo que sólo quedaba obedecer. Hoy en día, agregó, vivimos una censura regida más por la economía, una censura ambigua: “prefiero esta censura a la otra”. Para sortear aquella otra censura, los escritores tuvieron que volcarse con sus letras a codificar los mensajes: “era un enigma, una intriga entre el lector y el escritor y que el censor ignoraba o no lo tomaba en serio”. El humor tuvo un lugar importante en ese proceso, pues independientemente del tema sus libros son reconocidos como lúdicos.

América Latina y el autor rumano

De sus vínculos con América Latina, región invitada de honor en la FIL, comentó que en los sesenta su país se abrió un poco y se tradujeron obras latinoamericanas. Dijo admirar a los escitores Ernesto Sabato y a Jorge Luis Borges, en general a la tradición literaria argentina, quizá por ser más cercana a la europea. Del premio, agradeció que le resaltara el lado latino que tiene el rumano, un idioma con base en el latín, pero en un país ubicado en Europa del Este, con fuerte influencia de las lenguas eslavas: “Tal vez es la razón por la que se considera difícil de traducir”.

No será la primera ocasión en que Norman Manea visite México, pues recordó que en 1990 acudió a unas mesas de diálogo organizadas por Octavio Paz a propósito del colapso del comunismo, además de que recientemente (2014) regresó para un homenaje del Nobel mexicano.

NORMAN MANEA Y SU PRODUCCIÓN EDITORIAL
Un escritor que ha sido reconocido en todo el mundo

Nació en Suceava, Rumania, en 1936. De origen judío, padeció los horrores de la guerra: fue deportado a Ucrania en 1941 por los nazis. Regresó a Rumania al terminar el conflicto bélico. Estudió licenciatura y posgrado en ingeniería, pero desde 1974 se dedicó por completo a la escritura, habiendo comenzado a publicar a finales de los sesenta.  

Norman Manea dejó su país en 1986, para pasar un año en Berlín occidental y luego mudarse definitivamente a los Estados Unidos. Ha sido traducido a veinte lenguas, y en su palmarés ostenta los premios y becas McArthur y Guggenheim, el National Jewish Book (EE. UU.) y la Medalla Literaria de la Biblioteca Pública de Nueva York, ciudad donde reside.

La obra del escritor está publicada en español por Tusquets. “La guarida”, “El té de Proust”, “El sobre negro”, “Felicidad obligatoria” y “Payasos”, son algunos de los títulos disponibles. Entre sus libros de no ficción también hay conversaciones, con autores como Hannes Stein y Saul Bellow, el Nobel estadounidense. En su libro “El regreso del húligan”, narra en formato de ficción algunas de sus memorias, desde la época de la preguerra hasta la actualidad, pasando por los años de la dictadura comunista.

LA FRASE

“Ya no es tan ideológica la censura como tal, pero sí es en cierta forma ambigua y con toque de locura”.

Norman Manea, escritor.


CRÉDITOS:

EL INFORMADOR / JMMO
Hoy 00:12 hrs

Notas del Tema: Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances

EL INFORMADOR valora la expresión libre de los usuarios en el sitio web y redes sociales del medio, pero aclara que la responsabilidad de los comentarios se atribuye a cada autor, al tiempo que exhorta a una comunicación respetuosa.

En caso de considerar que algún comentario no debería mostrarse por ofender a otras personas, instituciones, o ir contra la Ley, cualquier lector puede denunciarlo utilizando el botón de a la derecha de cada comentario.

PARA MOSTRAR LOS COMENTARIOS DE ESTA NOTA PULSA EN ESTE AVISO

:: Multimedia

Fotogalerías
IzquierdaDerecha
Jalisco rompe récord Guinness con mosaico de sombreros

Jalisco rompe récord Guinness con mosaico de sombreros

Escribanos se aferran al oficio en México

Escribanos se aferran al oficio en México

Huamantla despliega sus alfombras multicolores

Huamantla despliega sus alfombras multicolores

El 'cupping' que usa Phelps, una antigua práctica

El 'cupping' que usa Phelps, una antigua práctica

Desafían límites con paracharrería

Desafían límites con paracharrería

Revive la 'Pottermanía' con estreno de nueva obra

Revive la 'Pottermanía' con estreno de nueva obra

Guillermo del Toro lleva sus monstruos a Los Angeles

Guillermo del Toro lleva sus monstruos a Los Angeles

Descubren complejo sistema de canales en Palenque

Descubren complejo sistema de canales en Palenque

El Degollado alberga final de Operalia 2016

El Degollado alberga final de Operalia 2016

Danzan en Teotihuacán por récord Guinness

Danzan en Teotihuacán por récord Guinness

Construyen castillos de arena en la frontera México-EU

Construyen castillos de arena en la frontera México-EU

Dan últimas pinceladas a gigantesco mural para Río 2016

Dan últimas pinceladas a gigantesco mural para Río 2016

Reviven juego ancestral maya en El Salvador

Reviven juego ancestral maya en El Salvador

Recrean la Capilla Sixtina a tamaño real en Ciudad de México

Recrean la Capilla Sixtina a tamaño real en Ciudad de México

La ciudad de Sidney se llena de luces

La ciudad de Sidney se llena de luces

Bienal de Venecia mira a arquitectura 'que mejora calidad de vida'

Bienal de Venecia mira a arquitectura 'que mejora calidad de vida'

Hallan restos prehispánicos en Xochimilco

Hallan restos prehispánicos en Xochimilco

Descubren cargamento de mil 600 años en mar de Israel

Descubren cargamento de mil 600 años en mar de Israel

Mural de Orozco en Paraninfo, con daños tras sismo

Mural de Orozco en Paraninfo, con daños tras sismo

Carrozas de la corte francesa estrenan espacio en Versalles

Carrozas de la corte francesa estrenan espacio en Versalles

Síguenos en redes sociales

  • Enrique Norten diseña biblioteca para la era digital en Nueva York
  • Llenan de libros el Agua Azul
  • Norman Manea: la palabra contra la censura