Guadalajara, Jalisco

Sábado, 20 de Diciembre de 2014

Actualizado: Hoy 16:55 hrs

25°

Benito Taibo desempolva la memoria histórica de México

Síguenos en:

El autor capitalino afirma que por fin encontró un espacio entre los Taibo para incursionar en la novela. NTX

  • Primera incursión en la novela
  • En Polvo, el periodista y poeta define a la Cristiada como una “guerra santa” extraña, en la que los dos bandos rivales creían en el mismo Dios

GUADALAJARA, JALISCO.- Después de haber desarrollado y consolidado una carrera como poeta, Benito Taibo incursiona en la novela y presenta Polvo, obra publicada por la editorial Planeta con la que intenta demostrar que “a alguien se le olvidó que hay una cosa que se llama Leyes de Reforma, que hay una cosa que se llama separación de la Iglesia del Estado y recodar que vivimos en un Estado constitucionalmente laico”.

Benito Adolfo Taibo Mahojo (Ciudad de México,1960), autor trabajos literarios como Siete primeros poemas y De la función social a las gitanas, entre otros, comenta en entrevista desde la Ciudad de México que Polvo, el título de su más reciente publicación, “son muchas metáforas, es el polvo de los caminos que van de México a Saltillo, pasando por Espinazo, Nuevo León, el polvo rojizo de Zacatecas, el polvo más oscuro del Bajío, de Guanajuato, ese polvo que está en el aire, el polvo que se mete en los oídos, en la piel, en los pliegues del trasero, en medio del desierto. Al mismo tiempo es el polvo enamorado de (Francisco de) Quevedo -‘polvo serán, mas polvo enamorado’-, es una especie de homenaje a la utopía socialista de (Juan Ranulfo) Escudero (líder sindicalista obrero y estadista) y por otro lado es el ‘polvo eres y en polvo te convertirás’ de la liturgia católica”.

Guadalupanos y juaristas

Polvo surge a partir de cuando Benito Taibo lee una biografía sobre el ex presidente Plutarco Elías Calles, “El Turco” o “Come Curas”, como lo llamaban los patronos de la Iglesia en México, y encuentra una nota perdida y fechada el día 8 de febrero de 1828, cuando El Olivo, el tren presidencial de Calles, se detiene en el desierto llamado Espinazo, en el Estado de Nuevo León, para tratar sus males con el Niño Fidencio Constantino Sintora, “ese santón que curaba por medio de la palabra de Dios y con sus manos”.
“Ahí surge una reflexión acerca de nuestros atavismos culturales, de cómo podemos ser guadalupanos pero juaristas, de cómo podemos creer, pero nos queda siempre el resabio de la duda y de cómo en medio de la Guerra Cristera, que para entonces llevaba 80 mil muertos, este presidente que había lanzado a las fuerzas federales contra el clero y los fieles que habían tomado las armas para enfrentársele, va a ponerse en las manos de alguien que curaba por medio de la palabra de Dios”, explica el autor de 50 años de edad.

El hijo de Paco Ignacio Taibo I manifiesta que “la Cristiada fue una guerra rarísima, por los dos bandos contrincantes que creían en el mismo Dios es una guerra “santa” extraña en ese sentido, pero unos tenían aliados poderosísimos: la Santísima Trinidad, ángeles, querubines. Lanzaban ‘bombas pías’, bombas que habían sido bendecidas, por lo tanto, los muertos generados por esas bombas no producían pecados mortales”.

Ante esto, el autor plantea “un pequeño ajuste de cuentas, de venganza contra la locura y contra la infamia y contra algunos gobernadores que andan queriendo volver mártires a asesinos”.

Antes que levantar pasiones, Benito Taibo afirma que espera “levantar lectores y que nos enorgullezcamos de algunas de las cosas que han sucedido en este país y que pueden ser cubiertas por el polvo de la desmemoria. Ésa es un poco mi misión como novelista y periodista, intentar que el polvo de la desmemoria no nos cubra el rostro y los ojos y nos permita ver cosas tan maravillosas, utópicas y espectaculares como es el Ayuntamiento socialista de Acapulco en 1919; además, rendirle un homenaje a esos hombres que no tienen nombres de calles, ni grandes plazas ni bustos de bronce”, concluye el también coordinador nacional de Difusión del Insituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

“Polvo es un homenaje a mi padre, a mi hermano y a todos los periodistas para recordarles que somos los ojos de los que no pueden estar ahí”
Benito Taibo, periodista, poeta y novelista.

Bibliografía:

Siete primeros poemas (1976)
Vivos y suicidas (1978)
Recetas para el desastre (1987)
De la función social de las gitanas (2002)

CRÉDITOS:

EL INFORMADOR / LEER
Abr-16 02:48 hrs

:: Multimedia

Fotogalerías
IzquierdaDerecha
Exposición celebra 100 años del hallazgo del Templo Mayor

Exposición celebra 100 años del hallazgo del Templo Mayor

Alebrijes toman las calles del Distrito Federal

Alebrijes toman las calles del Distrito Federal

Las Olimpiadas de los masái

Las Olimpiadas de los masái

Entregan los Nobel 2014

Entregan los Nobel 2014

Bienvenido Reino Unido

Bienvenido Reino Unido

Octava jornada de la FIL

Octava jornada de la FIL

Yuya en la FIL

Yuya en la FIL

La venta nocturna en la FIL

La venta nocturna en la FIL

Séptima jornada de la FIL

Séptima jornada de la FIL

Los mejores stands de FIL

Los mejores stands de FIL

Sexta jornada de la FIL

Sexta jornada de la FIL

Quinta jornada de la FIL 2014

Quinta jornada de la FIL 2014

Cuarta jornada de la FIL 2014

Cuarta jornada de la FIL 2014

Tercera jornada de la FIL 2014

Tercera jornada de la FIL 2014

Segunda jornada de la FIL 2014

Segunda jornada de la FIL 2014

Archivo personal de García Márquez descansará en Texas

Archivo personal de García Márquez descansará en Texas

Obama entrega Medalla de la Libertad

Obama entrega Medalla de la Libertad

Amapolas en Torre de Londres atraen a millones

Amapolas en Torre de Londres atraen a millones

Miles de globos iluminan el antiguo Muro de Berlín

Miles de globos iluminan el antiguo Muro de Berlín

Catrinas de paseo y récord

Catrinas de paseo y récord

Pregunta de Cultura

¿Estarías de acuerdo con una acción judicial contra Greenpeace por los daños a las Líneas de Nasca en Perú?